• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
El Papa Francisco, a las Iglesias orientales Osservatore Romano
Dios no se olvida de sus hijos, puesto que su memoria es para los justos, para quienes sufren, están oprimidos y se preguntan ¿por qué?

(Jesús Bastante).- "Vivimos otra guerra mundial, si bien a pedazos, y vemos a tantos de nuestros hermanos y hermanas cristianos de las Iglesias orientales que sufren persecuciones dramáticas y una diáspora cada vez más inquietante". El Papa recordó esta mañana a los cristianos de las Iglesias orientales durante la misa de celebración del centenario de la Congregación de las Iglesias Orientales, en Santa María la Mayor.

Una institución que tuvo lugar en plena I Guerra Mundial. Hoy, cien años después, la violencia sigue de actualidad. "Vemos a los malvados, a los que sin escrúpulos se mueven por sus propios intereses, aplastan a los demás y parece que a ellos las cosas les van bien. Obtienen lo que quieren y piensan solo en disfrutar de la vida. ¿Por qué, señor?", se preguntó el Pontífice

Frente a tantos, "¿por qué?", Bergoglio respondió con la palabra de Dios, que "no se olvida de sus hijos, puesto que su memoria es para los justos, para quienes sufren, están oprimidos y se preguntan ¿por qué?". Ello, que, añadió, "no cesan de confiar en el Señor".

En este punto Francisco animó al "coraje de la fe", a "tener confianza en que el Señor nos escucha. Tener el valor de llamar a su puerta", con "una oración valerosa que inspire y alimente también su servicio en la Iglesia, a fin de que su empeño dé frutos a su tiempo y lleguen a ser como los árboles, cuyas hojas no se marchitan".