• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Francisco y la bandera china

(Cameron Doody).- Un paso más en la política de "diplomacia realista" que el Papa Francisco prosigue con respecto a China. El pontífice acaba de mover del secretariado de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos (Propaganda Fide) al arzobispo anti-comunista Savio Hon Tai-Fai, allanando aún más el camino para un posible futuro acuerdo entre Roma y Pekín y el reestablecimiento de relaciones diplomáticas plenas entre ambos.

Tal y como informa La Croix, el pasado 28 de septiembre el Papa nombró al arzobispo Hon nuncio en Atenas. Una designación altamente significativa, como recuerda el vaticanista de nombre Robert Mickens en la web francesa, por dos razones principalmente. Uno, porque Hon -hasta ahora, el prelado chino de más alto rango en la Curia- no cuenta con ninguna experiencia diplomática. Y dos, y lo que es más importante: porque Hon es conocido como un aliado cercano al obispo emérito de Hong Kong, el cardenal Joseph Zen, quien ha sido uno de los críticos más feroces con respecto al acercamiento a China que el Papa Francisco ha proseguido desde que llegó a la cátedra de Pedro en 2013.

El hecho de que el pontífice haya movido a Hon, por lo tanto, de su puesto como "número dos" del departamento del Vaticano que vigila todas las labores misioneras de la Iglesia significa que "el Papa Francisco tiene una estrategia muy clara para tratar con la China comunista". O eso al menos en la opinión del vaticanista Mickens, quien también sostiene que, en su búsqueda si no de un acuerdo perfecto con Pekín sí del mejor acuerdo posible, el Papa "insiste en colaboradores que abracen el proyecto completamente".

El cardenal Zen ha sido durante años un oponente ferviente del régimen chino por lo que percibe como sus múltiples violaciones de derechos humanos y libertad religiosa, con lo cual también ha sido muy duro con el pontífice por obviar estas realidades y acercarse a Pekín de forma "ingenua". Su reacción a la noticia del nuevo destino del arzobispo Hon no se hizo esperar, y la plasmó en un mensaje colgado en su blog solo dos días después de que el nombramiento se hiciera público: "Por fin, ¡le han quitado de encima!".

No solo eso, de hecho, sino el purpurado redobló sus ataques al Papa en comentarios al periódico chino World Journal, según los recoge el Epoch Times. "El Gobierno chino no ha hecho ninguna concesión en las negociaciones" con Roma, dijo Zen al rotativo. "[El Papa Francisco] no entiende nada de China".