• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
El cardenal Pietro Parolin, celebrando una misa Agencias
La Comisión sobre Stepinac "fue un gesto muy ecuménico hacia los hermanos ortodoxos. Estoy encantado de que hayan llegado al final del trabajo con la alegría y la esperanza de una concordia más profunda"

(C. Doody/Zenit).- Una "evolución valiente" y una "aceptación sincera del otro". Eso es lo que ha pedido de los creyentes del mundo el 'número dos' del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, en una reunión con líderes religiosos croatas con motivo de una visita a ese país. Una "evolución" y "aceptación", ha precisado, que haga posible superar la ignorancia que "a menudo ha sido un motivo de intolerancia, lucha y división".

En su intervención publicada por L'Osservatore Romano en italiano del 1 de noviembre, el Secretario de Estado de la Santa Sede expresó la urgencia de "compartir las riquezas espirituales de uno mismo y valorar lo que une, incluidas las diversas creencias".

En el país que históricamente muestra una "coexistencia sostenible de la cultura latina, bizantina e islámica", el cardenal Parolin recordó que "los croatas fueron los primeros eslavos en convertirse al Evangelio" y que el cristianismo juega en el país un "papel irremplazable". "Croacia es un modelo de pluralismo donde la conciencia de las raíces espirituales de uno no se ha debilitado".

En un diálogo con los obispos, el purpurado también habló de la dictadura comunista, que de 1945 a 1990 "hizo todo lo posible por cortar el vínculo entre el pueblo de Croacia y la Santa Sede, al hacer de la Iglesia el objeto de una persecución sistemática". Rindió homenaje a la fidelidad cristiana: "ni los campos de concentración ni el ateísmo sistemático" podían "borrar" la "madurez de esta Iglesia".

El cardenal instó a los obispos a "proteger y desarrollar este patrimonio" para que "la identidad cristiana de Croacia no solo tenga un pasado y un presente, sino también un futuro".

Finalmente, el Secretario de Estado agradeció al arzobispo de Zagreb, el cardenal Bozanić, y al obispo de Požega, Mons. Škorčević, "por el trabajo realizado en la Comisión Mixta de Expertos de Croacia y Serbia para una revisión de la figura del Beato Cardenal Alojzije Stepinac. Este fue un gesto muy ecuménico hacia los hermanos ortodoxos. Estoy encantado de que hayan llegado al final del trabajo con la alegría y la esperanza de una concordia más profunda ".

Durante su visita, escribe el Vaticano todos los días, el cardenal Parolin se reunió con la presidenta Kolinda Grabar-Kitarović y el primer ministro Andrej Plenković.