• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Manuel Carmena, en el Vaticano
Se trata de un encuentro inédito en el que participarán juezas y mujeres fiscales de todo el mundo. Carmena será la única alcaldesa, pero ha sido invitada por su condición de jueza emérita

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, participará los días 9 y 10 de noviembre en el Vaticano en una cumbre judicial mundial para abordar el tráfico de personas y el crimen organizado. El evento tendrá lugar en la Casina Pío IV, sede histórica de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales.

Se trata de un encuentro inédito en el que participarán juezas y mujeres fiscales de todo el mundo. Carmena será la única alcaldesa, pero ha sido invitada por su condición de jueza emérita. Además de la regidora de la capital, participará la fiscal de Sala Coordinadora de Cooperación Penal Internacional, Rosa Ana Morán Martínez.

Carmena ya visitó el Vaticano en julio de 2015 para participar junto a otros sesenta alcaldes de grandes ciudades, gobernadores de todos los continentes y representantes de Naciones Unidas en el taller organizado por la Academia Pontificia de las Ciencias sobre Cambio climático y nuevas formas de esclavitud moderna.

Según ha señalado el canciller de la Pontificia Academia, el arzobispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, el objetivo de la cumbre judicial de noviembre "es reunir a las mujeres que ocupan cargos en el Poder Judicial de todo el mundo y que tienen un papel activo en la lucha contra la trata de personas, la esclavitud moderna y el crimen organizado, con el fin de compartir sus experiencias, éxitos y mejores prácticas".

 

 

Asimismo, ha añadido que la Cumbre contribuirá "al debate moral sobre el desarrollo sostenible, que incluye la protección del medio ambiente y la ecología humana, a la luz de la encíclica 'Laudato si' del Papa Francisco, en cuanto a la globalización de la indiferencia y a la trata de personas".

"De esta manera pensamos que el taller ayudará a crear una mayor conciencia mundial sobre los problemas y soluciones de estas nuevas emergencias en el mundo globalizado", ha precisado.

El congreso internacional servirá de escenario para que las mujeres que ocupan un cargo en el ámbito judicial puedan compartir sus experiencias y compromisos en la lucha contra la trata de personas. Está previsto que al final del encuentro todas las participantes firmen una declaración oficial de intenciones.

La cita de noviembre es la continuación directa de la Cumbre Internacional de Jueces y Magistrados contra el Tráfico de Personas y el Crimen Organizado, realizada también en la Casina vaticana el 3 de junio de 2016.

(RD/Ep)