• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Terremoto en Irak e Irán
El Santo Padre invoca sobre los heridos, las autoridades civiles y de emergencia dedicadas a las tareas de rescate y recuperación, las bendiciones divinas del consuelo y la fortaleza

(RV).- El Obispo de Roma expresó, a través de sendos telegramas a los países hermanos de Irak y de Irán, su tristeza profunda por las víctimas del seísmo de 7.3 grados en la escala de Ritcher, que asoló en la noche del domingo la frontera entre ambos países, provocando numerosas víctimas e ingentes daños materiales.

"Su Santidad el Papa Francisco ha sentido una profunda tristeza al tener noticia del grave terremoto que ha asolado Irak, - se lee en el telegrama firmado por el Cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin, - y asegura a todos los afectados por esta tragedia su solidaridad y sus oraciones. El Papa expresa su dolor a todos los que lloran la pérdida de sus seres queridos y ofrece sus oraciones por los difuntos encomendándolos a la misericordia del Todopoderoso".

Mientras que en las últimas líneas el Santo Padre invoca sobre los heridos, las autoridades civiles y de emergencia dedicadas a las tareas de rescate y recuperación, las bendiciones divinas del consuelo y la fortaleza.

Misma expresión de pesar dirige Su Santidad a Irán, asegurando también a todos los afectados por la tragedia su solidaridad y sus oraciones: "El Papa expresa su dolor a todos los que lloran la pérdida de sus seres queridos y ofrece sus oraciones por los difuntos encomendándolos a la misericordia del Todopoderoso. Sobre los heridos y las autoridades civiles y de emergencia dedicadas a las tareas de rescate y recuperación, Su Santidad invoca las bendiciones divinas del consuelo y la fortaleza".