• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Francisco, con los líderes religiosos de Myanmar Osservatore Romano
Cada uno tiene sus valores, sus riquezas, y también sus deficiencias. Y cada confesión tiene sus tradiciones, sus riquezas para dar. Y esto solamente puede ser si vivimos en paz

(Jesús Bastante/Agencias).- El viaje del Papa a Myanmar será recordado por la polémica sobre el uso (o no) del término 'rohingyá', y por las dificultades comunicativas. Sin agenda oficial que seguir, Francisco está optando por actos 'fuera de programa', como el que esta mañana ha tenido con 17 líderes religiosos del país, antes de partir hacia Naipyidó, la capital administrativa de Myanmar.

En un país donde el 90% de la población es budista, Francisco pidió a las religiones "no dejarse colonizar" y defender su identidad. "La unidad no es uniformidad. Cada uno tiene sus propios valores, riquezas y carencias", señaló el Papa. "La paz se construye en el coro de las diferencias, los intentos realizados hoy a hacer todo igual es colonización cultural. Eso está matando a la humanidad".

Al encuentro, que se celebró en la sede del Arzobispado, acudieron responsables budistas, islámicos, hindúes, judíos, anglicanos y católicos birmanos. El acto duró unos 40 minutos, según el portavoz vaticano, Greg Burke, y fue coordinado por el obispo John Hssane Hgyi.

Francisco habló en español, y recordó a los líderes religiosos que "es hermoso ver a los hermanos unidos", pero que "unidos no quiere decir iguales. La unidad no es uniformidad".

 


El Papa lamentó esa "tendencia hacia la uniformidad" que se está dando en algunos países, y que definió como "colonización cultural". "Cada uno tiene sus valores, sus riquezas, y también sus deficiencias. Y cada confesión tiene sus tradiciones, sus riquezas para dar. Y esto solamente puede ser si vivimos en paz", añadió.

Finalmente, agregó que "la paz se construye en el coro de las diferencias. La unidad siempre se da en la diversidad". "No tengamos miedo a las diferencias (...) Construyan la paz y no se dejen igualar por la colonización", les animó.

Tras esta reunión, Francisco se reunió en privado con el líder budista, Sitagu Sayadaw, a quien recalcó que la única vía para alcanzar la paz es la convivencia entre hermanos.

Tras el encuentro, el Papa llegó a Naipdyidó para reunirse con el presidente del país, Htin Kyaw, y con la nobel de la Paz y jefa de facto del Gobierno, Aung San Suu Kyi.