• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
En Dacca, encabezará un acto interreligioso y ecuménico por la paz, al que asistirán algunos refugiados rohingyá

(J. B./Agencias).- "Gracias por vuestra calurosa bienvenida y vuestra generosa hospitalidad". El Papa ya vuela camino de Bangladesh, adonde llegará alrededor de las diez de la mañana. En una sencilla ceremonia, Francisco fue despedido por un ministro delegado del presidente, a quien Bergoglio escribió un telegrama de despedida.

"Aseguro mis oraciones por la armonía y la paz en la nación", culminaba la nota del Papa. Mientras tanto, Bangladesh ya está listo para recibir al pontífice, la segunda tras la de Juan Pablo II en 1986.

Tras la ceremonia de acogida, Francisco comenzará su actividad con una parada ante el monumento a los mártires de la guerra de la independencia y la visita al museo del Padre de la Nación, Sheikh Mujibur Rahman "Bangabandhu".

Mañana, además, oficiará una misa multitudinaria en el parque Suhrawardy Udyan, donde asimismo serán ordenados 16 sacerdotes. Francisco se reunirá con la primera ministra, Sheikh Hasina, acudirá a un asilo para sacerdotes ancianos y encabezará un acto interreligioso y ecuménico por la paz, al que asistirán algunos refugiados rohingyá.

El sábado, Francisco visitará la Casa Madre Teresa, que ofrece ayuda a discapacitados mentales y físicos y cuenta con cerca de un centenar de camas para los más necesitados. Ese mismo día se reunirá con sacerdotes y religiosos en la iglesia del Santo Rosario y celebrará un encuentro con unos 10.000 jóvenes en la Universidad Notre Dame de Dacca, como último acto antes de regresar a Roma.