• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
El Papa Francisco confiesa su admiración por el Patriarca Bartolomé Agencias
El consenso que ya se ha alcanzado entre católicos y ortodoxos "puede permitirnos prever un modo común para entender el ejercicio del ministerio del obispo de Roma, en el contexto del carácter sinodal de la Iglesia"

(C. Doody/RV).- Otro "fraternal abrazo de paz" del Papa al Patriarca Ecuménico. Francisco ha enviado a Bartolomé un mensaje lleno de "sentimientos de afecto caluroso" con ocasión de celebración de la fiesta de San Andrés, patrono de la sede de Constantinopla. Una nota en la que el obispo de Roma señala al cabeza de los ortodoxos del mundo su ferviente deseo de "animar nuevamente el diálogo teológico" entre las dos Iglesias.

En el marco del tradicional intercambio de delegaciones con motivo de las respectivas fiestas de sus santos patronos -el 29 de junio en Roma para la celebración de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, y el 30 de noviembre en Estambul para la celebración de San Andrés- el cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, guía la delegación de la Santa Sede para participar en la fiesta del patriarcado ecuménico.

En esta misión pontificia acompañan al purpurado el obispo Brian Farrell, secretario del dicasterio, y monseñor Andrea Palmieri, subsecretario. Además, en Estambul se ha unido a esta delegación el nuncio apostólico en Turquía, el arzobispo Paul Russell.

Por su parte, la delegación de la Santa Sede ha participado en la solemne divina liturgia presidida por Su Santidad Bartolomé - que tuvo lugar en la iglesia de San Jorge en el Fanar- a lo que siguió un encuentro con el patriarca y conversaciones con la comisión sinodal encargada de las relaciones con la IglesiacCatólica.

En esta ocasión, el cardenal Kurt Koch entregó al patriarca ecuménico un mensaje autógrafo del Santo Padre Francisco, del que se dio lectura pública en la conclusión de la Divina Liturgia.

Deseo expresar mis mejores felicitaciones fraternas a Su Santidad y a los miembros del Santo Sínodo, del clero, de los monjes y de todos los fieles reunidos para participar en la Divina Liturgia

"Aun estando lejos de Roma a causa de mi visita pastoral a Myanmar y Bangladesh", escribe el Papa Francisco, "deseo expresar mis mejores felicitaciones fraternas a Su Santidad y a los miembros del Santo Sínodo, del clero, de los monjes y de todos los fieles reunidos para participar en la Divina Liturgia en la iglesia patriarcal de San Jorge con motivo de la conmemoración litúrgica del Apóstol San Andrés, hermano de Simón Pedro quien ha sido el primero en ser llamado a formar parte de los apóstoles, patrono de la Iglesia de Constantinopla y del oatriarcado ecuménico".

El Papa Bergoglio pide por favor que cuando el diácono invite a quienes se han reunido durante la Divina Liturgia a rezar "por quienes viajan por tierra, mar y aire" lo haga también por él. Además, el Santo Padre presenta a la delegación que ha envidado como "signo de su solidaridad espiritual" con su oración de agradecimiento y alabanza por todo lo que nuestro Dios omnipotente y misericordioso ha realizado "a través del testimonio del apóstol Andrés".

Católicos y ortodoxos deben compartir el anuncio de la Palabra de Vida como signo de comunión con el Padre

Francisco recuerda tanto a los católicos como a los ortodoxos que deben compartir el anuncio de la palabra de vida como signo de comunión con el Padre, a través del Hijo en el Espíritu Santo. Y añade que en su saludo de agradecimiento al Dios del amor, en obediencia a la voluntad "de nuestro Señor Jesucristo y en la fidelidad a la enseñanza de los apóstoles", reconoce "cuán urgente es crecer hacia la comunión plena y visible".

Las palabras del patriarca Atenágoras siguen guiando el diálogo entre ambas Iglesias

El Pontífice recuerda asimismo con alegría la vigilia de la fiesta de San Andrés, en el curso de una reunión en la que participó el patriarca Bartolomé, con motivo del quincuagésimo aniversario de la visita del Papa Pablo VI al Fanar el 25 de julio de 1967, que define "un momento histórico de comunión" entre los Pastores. Y añade que las palabras del patriarca Atenágoras siguen guiando el diálogo entre ambas Iglesias.

Gratitud al patriarca Bartolomé por la generosa y calurosa hospitalidad ofrecida a los miembros del Comité de Coordinación de la Comisión Conjunta Internacional para el Diálogo Teológico

Por otra parte, en su mensaje el Papa Francisco manifiesta su gratitud al patriarca Bartolomé por la generosa y calurosa hospitalidad ofrecida a los miembros del Comité de Coordinación de la Comisión Conjunta Internacional para el Diálogo Teológico entre la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa; razón por la cual escribe que desea "animar nuevamente este diálogo teológico".

"El consenso alcanzado por católicos y ortodoxos", escribe el obispo de Roma en su mensaje, "sobre algunos principios teológicos fundamentales que regulan la relación entre la primacía y el carácter sinodal en la vida de la Iglesia en el primer milenio puede servir para evaluar, incluso críticamente, algunas categorías y prácticas teológicas que se han desarrollado en el curso del segundo milenio en conformidad con esos principios. Semejante consenso puede permitirnos prever un modo común para entender el ejercicio del ministerio del obispo de Roma, en el contexto del carácter sinodal y del servicio de la comunión de la Iglesia en el contexto actual".

Y añade que esta delicada tarea deberá realizarse en un clima de recíproca apertura y, sobre todo, en obediencia a las peticiones que el Espíritu Santo hace a la Iglesia.

Hay muchos contextos en los que ortodoxos y católicos ya pueden trabajar juntos sin esperar el día de la comunión plena y visible

Por último, el Papa Francisco afirma que en los últimos meses ha seguido con gran interés la participación del oatriarca en importantes eventos internacionales, que se han desarrollado en todo el mundo, referidos a la atención de la creación, la convivencia pacífica entre los pueblos de culturas y tradiciones religiosas diversas y la presencia de los cristianos en Oriente Medio. De ahí que el Santo Padre escriba textualmente:

"El compromiso de Su Santidad es fuente de inspiración, apoyo y aliciente para mí, personalmente, porque como bien sabe, compartimos estas mismas preocupaciones. Tengo la ferviente esperanza de que católicos y ortodoxos puedan promover iniciativas conjuntas a nivel local sobre estos temas, puesto que hay muchos contextos en los que los ortodoxos y los católicos ya pueden trabajar juntos sin esperar el día de la comunión plena y visible".

"Con la certidumbre de mi continuo recuerdo en la oración", concluye el mensaje pontificio, "con sentimientos de afecto caluroso intercambio con Su Santidad un fraternal abrazo de paz".