• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Francisco, Papa del medio ambiente RD
La encíclica Laudato si' es un llamado a todos y cada uno. Se necesita la colaboración de todos, a fin de recoger el mensaje de la 'Laudato si'' y traducirlo en la vida concreta, por el bien y el futuro de la familia humana

(Cameron Doody/RV).- Nuevo toque de atención del Papa Francisco al mundo a causa de la destrucción del planeta. En un vídeo mensaje hecho público este jueves al Simposio Internacional Laudato Si' en Costa Rica, el obispo de Roma ha vuelto a insistir en que "los problemas de la destrucción del ambiente natural son cada vez más graves, y las consecuencias sobre la vida de las personas resultan dramáticas".

El Simposio inspirado en la encíclica sobre el cuidado de la casa común se trata de un encuentro de tres días, organizado por la Fundación Joseph Ratzinger, en los que cerca de 400 personas -entre las cuales, académicos, científicos, sacerdotes, estudiantes, empresarios y personas de la sociedad civil en general- profundizan hasta este viernes 1 de diciembre sobre un desarrollo sostenible para nuestro planeta.

Tal como se explica en el sitio del evento, se presentará también durante el simposio una herramienta para medir el índice de desarrollo de los países del mundo, a partir de los indicadores ambientales propuestos en la encíclica del Papa Francisco Laudato Si', y por otra parte, con el objetivo de llevar el pulso ambiental y social del planeta, se inaugurará asimismo el Observatorio Laudato Si' de la Universidad Católica de Costa Rica.

En el vídeomensaje hecho público en el segundo día de Simposio, el Santo Padre menciona primeramente la intención de la Laudato Si' de realizar un reclamo a la atención de la humanidad y de la Iglesia sobre las preguntas más urgentes relacionadas con el cuidado de nuestra casa común, con el presente y con el futuro de los pueblos que la habitan.

Se trata de una problemática mundial ante la cual -afirma el pontífice- no nos es lícita ninguna actitud negacionista, sino por el contrario, se necesita la colaboración de los científicos, sociólogos, economistas, políticos, educadores y formadores de conciencias, para una "verdadera conversión de actitudes y de comportamientos cotidianos", dado que "las soluciones técnicas no alcanzarán a salvar nuestra casa común".

Citando al Papa Emérito Benedicto XVI, el Santo Padre Francisco vuelve a proponer una ecología humana que ponga en el centro el desarrollo integral de la persona y haga un llamado a su responsabilidad por el bien común, por el respeto y la buena administración de las creaturas que Dios nos ha confiado.

Por otra parte, manifiesta su deseo de que el Simposio sea de impulso para la colaboración de las Universidades Católicas, en particular en América Latina y en el Caribe, y para el estudio de los problemas, y de las posibles soluciones, y también para sugerir propuestas concretas que tengan por finalidad suscitar una mayor responsabilidad en el cuidado de la casa común, no sólo en las personas individuales, sino también en las comunidades políticas, sociales, eclesiales y finalmente en las familias.

"Se necesita la solidaridad y el compromiso de todos", concluye el Papa. "La encíclica Laudato si' es un llamado a todos y cada uno. Se necesita la colaboración de todos, a fin de recoger el mensaje de la Laudato si' y traducirlo en la vida concreta, por el bien y el futuro de la familia humana".