• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Barbara Jatta, la primera mujer directora de los Museos Vaticanos Agencias
También somos un museo con valor moral y espiritual. La Capilla Sixtina también es una capilla, y eso es algo que no se puede olvidar

(Cameron Doody).- En un mundo dominado por hombres, Barbara Jatta, directora de los Museos Vaticanos, va forjando su propio camino. Y eso lidiando con un reto que desconcertaría a cualquiera: el de preservar a los más de doscientos mil tesoros artísticos y arquitectónicos de la Santa Sede y a la vez hacerlos accesibles a los más de seis millones de personas que la visitan cada año.

En una entrevista con el New York Times, Jatta (Roma, 1962) admitió que cuando el Papa Francisco la eligió para el cargo el año pasado, ella no pensó en que sería la primera mujer en dirigir la institución vaticana.

"No me di cuenta de lo que significaba sino hasta que comencé a trabajar en ese puesto", afirmó la italiana. Desde entonces, añadió, "siempre que asistía a conferencias o eventos públicos, muchísimas mujeres se me acercaban y decían: 'Estamos orgullosas y de alguna manera también nos estás representando'".

Las consideraciones del género de Jatta ya aparte, las labores de la directora de los Museos Vaticanos son las de encontrar un equilibrio entre la conservación del patrimonio y el turismo, que aporta más de cien millones de euros anuales a la Santa Sede.

Un desafío que queda especialmente patente en lo que se refiere a la famosa Capilla Sixtina, el lugar donde se elige a los Papas. Aunque los famosos frescos de Miguel Ángel los ponen en peligro el sudor y aliento de millones de turistas, además del polvo de los siglos, Jatta no es partidaria de impedir el acceso al recinto sin cita, tal y como quiso hacer su predecesor en el cargo, Antonio Paolucci.

"Si fueras un visitante que desea ver la Capilla Sixtina, llegaras a Roma y te dijeran que no puedes verla, ¿qué harías?", se preguntó Jatta. "También somos un museo con valor moral y espiritual. La Capilla Sixtina también es una capilla, y eso es algo que no se puede olvidar".

En vez de restringir las visitas, Jatta prepara actualmente un espectáculo multimedia envolvente de la historia de la Capilla Sixtina (con una banda sonora de Sting) que se inaugurará el año que viene, lo que espera que rebaje la presión que se ejerce sobre el recinto. Todo un soplo de aire fresco, como la propia Jatta, en los pasillos del Vaticano.