• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Los indígenas, futuro de la Amazonia
Les hemos contado quién es el papa Francisco, qué significa este personaje en la iglesia y en la humanidad, cuál es el mensaje que nos está dando el papa hoy, por qué viene a Puerto Maldonado y por qué quiere tener un encuentro específico con ellos

El papa Francisco se reunirá con indígenas de Perú, Bolivia y Brasil durante su quinta visita oficial a sudamérica a mediados de enero. El encuentro con los representantes de las comunidades indígenas se llevará a cabo el 19 de enero a la ciudad amazónica peruana de Puerto Maldonado, de acuerdo a lo informado por el Vicariato Apostólico de esa localidad, David Martínez Aguirre.

Al respecto, el obispo señaló, en un comunicado, que ya se ha llevado la convocatoria a los pueblos indígenas para anunciarles que "el papa Francisco está viniendo a verles".

"Les hemos contado quién es el papa Francisco, qué significa este personaje en la iglesia y en la humanidad, cuál es el mensaje que nos está dando el papa hoy, por qué viene a Puerto Maldonado y por qué quiere tener un encuentro específico con ellos", explicó.

Aguirre espera que tras el encuentro con el jerarca de la iglesia católico "los pueblos indígenas sean reconocidos como actores importantes que deben sentarse en las mesas de negociación de nuestro mundo, no solo para las políticas que afecten a sus territorios, sino también para las políticas nacionales y a nivel mundial".

La ciudad de Puerto Maldonado, es la capital de la región amazónica peruana de Madre de Dios. De acuerdo con la programación, Francisco visitará el Coliseo Cerrado Madre de Dios, la explanada del Instituto Superior Tecnológico Jorge Basadre y la casa hogar para niños, niñas y adolescentes "El Principito".

El papa Francisco llegará a Perú el 18 de enero en una visita pastoral de tres días, durante los cuales visitará Puerto Maldonado, Trujillo y Lima, donde cerrará su periplo con una misa al aire libre en la base aérea Las Palmas donde se espera la asistencia de más de un millón de personas.

(Rd/Agencias)