• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Francisco, con dulleta, en la audiencia
La Palabra la escuchamos con el oído, del oído pasa al corazón y del corazón a las manos

(José M. Vidal).- El Papa Francisco aprovechó la audiencia pública de los miércoles, para continuar su catequesis sobre la Santa Misa, concretamente sobre la liturgia de la Palabra. Advierte el Papa que las lecturas no se pueden omitir ni cambiar por otras, como el periódico; pide lectores que sepan leer y que la gente escuche atentamente, sin hacer comentarios sobre los demás.

Audiencia papal en la Plaza de San Pedro. Como siempre, con el paseíllo previo de Francisco entre la gente, que lo aclama. El responde con bendiciones y hace subir a su papamóvil a varios niños, que lo acomoañan en el recorrido.

Lectura de la Carta a los Hebreos: "En distintas ocasiones y de muchas maneras habló Dios a nuestros padres por los profetas...Ahora, en esta etapa final, nos ha hablado por el Hijo, al que ha nombrado heredero de todo y por medio del cual ha ido realizando las edades del mundo".

Algunas frases de la catequesis del Papa

"Continuamos hoy las catequesis sobre la Santa Misa"

"Consideremos, ahora, la liturgia de la Palabra, parte constitutiva, porque nos reunimos paa escuchar lo que Dios hizo y sigue haciendo por nosotros"

"Una experiencia que sucede en directo...Dios mismo habla a su pueblo y Cristo, presente en la palabra..."

"A veces, mientras se escucha la palabra de Dios se hacen comentarios entre la gente: 'mira lo que lleva aquella'".

"¿Se deben hacer comentarios, meintras se escucha la Palabra de Dios? No. Tenemos que escuchar y abrir el corazón, proque es Dios mismo el que nos habla. ¿Entendido?"

"Es Dios mismo el que nos habla y nos interpela"

"Para escuchar la Palabra de Dios hay que tener el corazón abierto"

"Dios habla, nosotros ecuchamos, para poner en práctica, después, lo que escuchamos"


"A veces hay lecturas difícilles, pero Dios nos habla igual. Escuchemos siempre la Palabra de Dios"

"Necesitamos escucharlo. Es una cuestión de vida"

"La mesa de la liturgia es abundante"

"Pensemos en las riquezas de las lecturas bíblicas ofrecidas en los ciclos litúrgicos"

"Importancia del salmo responsorial"

"Omisiones de lectura o su sustitución con textos no bíblicos están prohibidos..."

"No se puede leer el periódico...el periódico lo podemos leer después...no sustituir la Palabra con otras cosas"

"Buscar buenos lectores, que sepan leer, no los que lean sin que nadie les entienda...Hay que prepararse y ensayar antes de la misa, para ler bien"

"Tu Palabra, luz en mi camino"

"Alimentados e iluminados por la Palabra de Dios, que resuena en la liturgia"

"Corazones que se dejen trabajar"

"Poner en práctica la Palabra y no sólo oyentes de la Palabra"

"La Palabra la escuchamos con el oído, del oído pasa al corazón y del corazón a las manos".


Saludo en español

Saluda especialmente a los seminaristas de Ciudad Real y a los directores de medios de comunicación de las diócesis españolas presents en Roma.

Texto integro del saludo del Papa en español

Queridos hermanos y hermanas:
Después de haber dedicado varias catequesis a los ritos introductorios de la Santa Misa, consideramos ahora la liturgia de la Palabra, que es una parte constitutiva de la celebración eucarística, en la que nos reunimos para escuchar lo que Dios ha hecho y quiere hacer por nosotros.

En la liturgia de la Palabra las páginas de la Biblia dejan de ser un texto escrito para ser palabra viva de Dios. Él mismo nos habla y nosotros lo escuchamos poniendo en práctica lo que nos dice. Tenemos necesidad de escuchar la Palabra de Dios, pues «no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios». De hecho, hablamos de liturgia de la Palabra como de una «mesa» que el Señor dispone para alimentar nuestra vida espiritual, tanto con las lecturas del Antiguo y Nuevo Testamento, como también del salmo responsorial.


La proclamación litúrgica de las lecturas, con las antífonas y cantos tomados de la Sagrada Escritura, manifiestan y favorecen la comunión eclesial, y acompañan nuestro camino de fe. Hay que valorar la liturgia de la Palabra, formando lectores y creando un clima de silencio que favorezca la experiencia del diálogo entre Dios y la comunidad creyente.
***
Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española venidos de España y Latinoamérica; de modo particular a los seminaristas del Seminario Menor de Ciudad Real, y a los participantes en la Asamblea anual de Delegados diocesanos de Medios de Comunicación de España. Los invito a acoger cada día el alimento y la luz de la Palabra de Dios que resuena en la liturgia, siendo capaces de ponerla en práctica con obras concretas.

Que Dios los bendiga. Muchas gracias.

Saludo en italiano

"Hoy recordamos a San Juan Bosco, padre y maestro de la juventud"