• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Colecta Pro Tierra Santa, este Viernes Santo
Los rostros de las personas de Oriente Medio "nos interrogan sobre el sentido de ser cristianos; sus vidas puestas a prueba nos inspiran"

El Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, Card. Leonardo Sandri, ha escrito una carta dirigida a todos los Obispos del mundo con ocasión de la Colecta Pro Tierra Santa que se desarrollará el próximo Viernes Santo.

Una colecta que - tal y como escribe el Prefecto - es para los fieles "una ocasión propicia para hacerse uno con nuestros hermanos de Tierra Santa y de Oriente Medio" y desde donde, desgraciadamente continúa llegandonos "el grito de miles de personas que carecen de todo, incluso a veces de la misma dignidad de hombres, rompiendo nuestros corazones e invitándonos a abrazarles con caridad cristiana".

Se trata de una colecta que proviene de la voluntad de los Papas para mantener un fuerte vínculo entre todos los cristianos en el mundo y los Santos Lugares y con la que pese a los desafíos e inseguridades, "las parroquias prosiguen su servicio pastoral con atención preferencial por los pobres; las escuelas y lugares de encuentro entre cristianos y musulmanes", asegura el Cardenal Sandri.

Los territorios que se benefician de diversas formas de apoyo de esta recolecta son: Jerusalén, Palestina, Israel, Jordania, Chipre, Siria, Líbano, Egipto, Etiopía, Eritrea, Turquía, Irán e Irak. Lugares en los que los hospitales, ambulatorios, las casas de beneficencia y los centros de encuentro "continúan acogiendo a los afligidos y necesitados, prófugos y refugiados, y a las personas de cualquier edad y religión heridas por el horror de la guerra" bajo la esperanza de alcanzar "un futuro de respeto y colaboración" - dice Sandri en su carta.

En la carta también recuerda a "las miles de familias que han escapado de la violencia de la guerra en Siria e Irak" y que cuentan con tantos niños y jóvenes en edad escolar "los cuales confían en nuestra generosidad" - continúa Sandri - de modo que "puedan volver a la vida escolar y soñar con un futuro mejor".

 

 

Asimismo recuerda especialmente "a la pequeña comunidad cristiana del Oriente Medio" que - explica el Prefecto - "continúa sosteniendo la fe entre los desalojados en Irak y Siria, o entre los refugiados en Jordania y el Líbano" asistidos por sus pastores y por religiosos y voluntarios de varios Países. Además, puntualiza que los rostros de estas personas "nos interrogan sobre el sentido de ser cristianos; sus vidas puestas a prueba nos inspiran".

Por otro lado invita a reanudar las peregrinaciones a Tierra Santa, porque el conocimiento adquirido y la experiencia vivida en los lugares de nuestra redención, caminando sobre las huellas de Jesús, María, José y los discípulos, "ayudan a profundizar nuestra fe, y también a entender las circunstancias en las que viven los cristianos de Tierra Santa", escribe el Card. Leonardo Sandri.

Peregrinaciones que además - continúa - "constituyen una ayuda muy notable al sostenimiento, aunque sea sólo de supervivencia, de miles de familias".

Por último, invita a todos en estos días de preparación para la Santa Pascua, a empeñarse en "vencer el odio con el amor y la tristeza con la alegría", rezando y obrando para que "la paz habite en el corazón de cada una de las personas y, en especial, de nuestros hermanos de Tierra Santa y del Medio Oriente" y desea los mejores resultados de la Colecta.

Una carta escrita en un contexto en el que actualmente los costos son mayores que la colecta y por ello es necesario una mayor cooperación y un generoso compromiso de los cristianos en todo el mundo con nuestros hermanos y hermanas en Tierra Santa y Oriente Medio. Cabe hacer mención a la invitación del Santo Padre Francisco en su Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de este año; un mensaje que nos desafía en la necesidad y el compromiso de acoger, proteger, promover e integrar "al hermano en necesidad, especialmente los migrantes y refugiados". 

El Papa elogia la "apertura" del cardenal Lehmann

La Oficina de Prensa de la Santa Sede anunció el fallecimiento, el domingo 11 de marzo por la mañana, de S.E. el Cardenal Karl Lehmann, del Título de San Leone I, obispo emérito de Maguncia (Alemania).

El Santo Padre Francisco dirigió su telegrama de pésame a S.E. Mons. Peter Kohlgraf, obispo de Maguncia, expresando haber recibido con dolor la noticia de la muerte del Cardenal.

Expreso mis más sinceras condolencias a Usted y a los fieles de la diócesis de Maguncia, asegurando mis oraciones por el difunto cardenal, que el Señor ha llamado a sí después de una grave enfermedad y sufrimiento.

En su larga actividad como teólogo y obispo, así como presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, contribuyó a plasmar la vida de la Iglesia y de la sociedad.

Siempre se preocupó de la apertura a los interrogantes y los desafíos de los tiempos y de ofrecer respuestas y orientaciones a partir del mensaje de Cristo, para acompañar a las personas a lo largo de su camino, buscando lo que une más allá de los confines de las confesiones, convicciones y Estados.

Jesús, el Buen Pastor, done a su fiel siervo el cumplimiento y la plenitud de la vida en su reino celestial. De corazón le imparto así como a todos aquellos que lloran y recuerdan en la oración al fallecido cardenal, la bendición apostólica.

Tras la muerte del cardenal Lehmann el Colegio Cardenalicio resulta constituido por 215 cardenales, de los cuales, 117 electores y 98 no electores