• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Francisco con el presidente armenio, Serzh Sargsyan Vatican News
Durante las conversaciones, desarrolladas en un clima cordial, se puso de manifiesto la viva satisfacción por las buenas relaciones existentes entre la Santa Sede y Armenia

Las "buenas relaciones" que rigen entre el Vaticano y Armenia, tanto a nivel Estado como a nivel Iglesia, fueron reafirmadas este jueves en ocasión de la inauguración de la estatua de San Gregorio de Narek, Doctor de la iglesia, en los Jardines del Vaticano. De hecho, para la ocasión, el Papa Francisco recibió al presidente de la República de Armenia, Serzh Sargsyan, y también, en una audiencia aparte, a Karekin II, el patriarca supremo y Catholicos de todos los Armenios.

Después del encuentro con el Papa, el presidente mantuvo coloquios con el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, durante los cuales este último estuvo acompañado por el secretario para las Relaciones con los Estados, monseñor Paul Richard Gallagher.

"Durante las conversaciones, desarrolladas en un clima cordial, se puso de manifiesto la viva satisfacción por las buenas relaciones existentes entre la Santa Sede y Armenia. Se observó que la inauguración de la estatua de San Gregorio de Narek, Doctor de la Iglesia, en los Jardines del Vaticano, es una oportunidad para promover aún más estas relaciones, así como las de la Iglesia Apostólica Armenia con la Iglesia Católica", informa un comunicado de prensa vaticano.

"A continuación se hizo referencia al contexto político regional y se expresó el deseo de la solución de las situaciones de conflicto. También se abordaron otros temas de actualidad internacional, además de la condición de los cristianos y de las minorías religiosas, especialmente en los escenarios de guerra", prosigue este texto.

La estatua de bronce de San Gregorio de Narek, considerado un puente entre Oriente y Occidente, y símbolo del ecumenismo, fue realizada por el artista David Erevantsi, quien hizo dos copias: una, destinada a los Jardines vaticanos y otra, a los Jardines de la sede del Catolicosado, en Echmiadzín.

(RD/Asia News)