• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Francisco recibe un balón con las firmas de los jugadores del Villanova University
Un aspecto urgente de la tarea educativa es el desarrollo de una visión universal, católica de la unidad de la familia humana y de un compromiso en la eficacia de la solidaridad necesaria para combatir las graves desigualdades e injusticias

(Vatican News).- "Un aspecto urgente de la tarea educativa es el desarrollo de una visión universal, católica de la unidad de la familia humana y de un compromiso en la eficacia de la solidaridad necesaria para combatir las graves desigualdades e injusticias que marcan el mundo actual", con estas palabras el Papa Francisco alentó a los miembros de la Delegación de "Villanova University" de Filadelfia, Estados Unidos, a quienes recibió en audiencia este sábado 14 de abril, en la Sala Clementina del Vaticano.

Preservar y transmitir la riqueza de la tradición católica

En su discurso, el Santo Padre saludó y animó a los miembros de esta Universidad Nord Americana con ocasión de su encuentro en la ciudad eterna, que es fuente de renovación espiritual. "Como herederos de gran escuela agustina, inspirada en la búsqueda de la sabiduría - señaló el Pontífice - vuestra Universidad fue fundada para preservar y transmitir la riqueza de la tradición católica a las nuevas generaciones de estudiantes, que, como el joven Agustín, están en búsqueda del verdadero significado y del valor de la vida".

Preparar a los jóvenes con sabiduría y responsabilidad

La Universidad, dijo el Obispo de Roma, en fidelidad a esta visión, y como comunidad de investigación y de estudio, debe además confrontarse con los complejos desafíos éticos y culturales que surgen de los cambios de época que involucran hoy nuestro mundo. "Tengo la esperanza - afirmó el Papa - que, en cada aspecto de su vida y misión, la Villanova University perseverará en su compromiso de comunicar los valores intelectuales, espirituales y morales que puedan preparar a los jóvenes para participar con sabiduría y responsabilidad en los grandes debates que construyen el futuro de la sociedad".

Laboratorios de diálogo y encuentro al servicio de la verdad

En este sentido, el Papa Francisco puntualizó que, un aspecto urgente de la tarea educativa es el desarrollo de una visión universal, católica de la unidad de la familia humana y de un compromiso en la eficacia de la solidaridad necesaria para combatir las graves desigualdades e injusticias que marcan el mundo actual. "Las Universidades, por su naturaleza - afirmó el Pontífice - están llamadas a ser laboratorios de diálogo y de encuentro al servicio de la verdad, de la justicia y de la defensa de la dignidad humana a todo nivel. Esto es particularmente válido para una institución católica como la vuestra, que contribuye en la misión de la Iglesia de promover el crecimiento auténtico e integral de la familia humana hacia su definitiva plenitud en Dios".

Al servicio de la verdad que nos hace libres

Antes de concluir su discurso, el Santo Padre alentó a los miembros de esta Universidad a seguir el ejemplo de San Agustín, quien conoció la inquietud del corazón humano que busca a Dios y que en Jesucristo nos revela la más profunda verdad sobre nuestra vida y nuestro destino último. "Puedan estos días de reflexión, discusión y encuentro - alentó el Papa - confirmarlos en su compromiso para la misión de la Universidad al servicio de la verdad que nos hace libres".