• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
El Papa, "muy preocupado por la escalada de tensiones" en Gaza y Jerusalén Osservatore Romano
Es el deber de los padres, junto con los padrinos, tener cuidado para alimentar la llama de la gracia bautismal en sus hijos (...) La educación cristiana es un derecho de los niños

(Cameron Doody).- El Papa se ha mostrado "muy preocupado por la escalada de tensiones en Tierra Santa y Medio Oriente" en la audiencia general de este miércoles. "La guerra llama a la guerra, la violencia llama a la violencia", clamó el Pontífice.

Expresando su "gran pesar" por los muertos y heridos en las protestas por el traslado de la embajada de los Estados Unidos, Francisco ha instado a Israel, Palestina y a la comunidad internacional a que renueven su compromiso "para que prevalezcan el diálogo, la justicia y la paz".

 

Algunas frases de la catequesis del Papa:

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Hoy concluimos el ciclo de catequesis sobre el Bautismo

Los efectos espirituales de este sacramento... se hacen explícitos mediante la entrega de una vestidura blanca y una vela encendida

La vestidura blanca expresa simbólicamente lo que sucedió en la Santa Cena y anuncia la condición del transfigurado en la gloria divina

Lo que significa ser revestidos de Cristo lo explica San Pablo recordando las virtudes que deben cultivar los bautizados: "Escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros... Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto" (Col 3, 12-14)

La entrega ritual de la llama sacada del cirio pascual también recuerda el efecto del Bautismo: "Recibe la luz de Cristo"

Estas palabras nos recuerdan que no somos la luz, sino lo es Jesucristo (Jn 1, 9, 12, 46), quien, habiendo resucitado de entre los muertos, ha vencido la oscuridad del mal

¡Estamos llamados a recibir su esplendor!


A medida que la llama del cirio pascual ilumina las velas individuales, el amor del Señor resucitado inflama los corazones de los bautizados

Por esta razón, desde la antigüedad, el sacramento del Bautismo también se llama "iluminación" y los neófitos se llaman "iluminados"

Esta es ciertamente la vocación cristiana: "Andar siempre como hijos de luz, perseverantes en la fe" (Jn 12, 36)

Si se trata de niños, es el deber de los padres, junto con los padrinos, tener cuidado para alimentar la llama de la gracia bautismal en sus hijos

La educación cristiana es un derecho de los niños

La presencia viva de Cristo, para proteger, defender y expandir en nosotros, es la lámpara que ilumina nuestro camino, la luz que guía nuestras decisiones, la llama que calienta el corazón

La celebración del bautismo termina con la oración del Padre Nuestro, propia de la comunidad de los hijos de Dios

Después de estas catequesis sobre el Bautismo, repito a cada uno de vosotros la invitación que expresé en la exhortación apostólica Gaudete et Exsultate: "Deja que la gracia de tu Bautismo fructifique en un camino de santidad. Deja que todo esté abierto a Dios y para ello opta por él, elige a Dios una y otra vez. No te desalientes, porque tienes la fuerza del Espíritu Santo para que sea posible, y la santidad, en el fondo, es el fruto del Espíritu Santo en tu vida" (15)


Resumen y saludo en lengua española:

Queridos hermanos y hermanas:

La última catequesis sobre el bautismo está dedicada a la vestidura blanca y a la vela encendida, que simbolizan la dignidad del bautizado y su vocación cristiana. Desde los primeros siglos, los recién bautizados se revisten de una nueva vestidura blanca, para expresar su condición, recibida en el sacramento, de criaturas transfiguradas en la gloria divina.

Estamos llamados a preservar esta vestidura «sin mancha hasta la vida eterna», recorriendo el camino de la vida cristiana, cultivando las virtudes y, sobre todo, viviendo la caridad.

El otro símbolo es la vela encendida en el cirio pascual, que indica que la luz procede de Cristo resucitado, de quien recibimos su esplendor y su calor. La vocación cristiana nos impulsa a caminar en la luz de Cristo y a perseverar en la fe.

Los padres, como también los padrinos y las madrinas, tienen la responsabilidad de alimentar esta llama bautismal para que los más pequeños vayan creciendo en la fe.

La celebración del bautismo se concluye con el Padre Nuestro, que es la oración de los hijos de Dios. Los niños recién bautizados aprenderán esta oración y lo que significa llamar a Dios Padre dentro de la Iglesia.

*

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española venidos de España y Latinoamérica. Los invito a poner los medios necesarios para que la gracia del bautismo crezca y fructifique en sus vidas. No se desalienten ante las dificultades y busquen a Dios una y otra vez, porque el Espíritu Santo da la fuerza necesaria para alcanzar la santidad en medio de las circunstancias que les toca vivir cada día. Que Dios los bendiga. Muchas gracias.

Palabras pronunciadas por el Papa al término de la audiencia general:

Estoy muy preocupado por la escalada de tensiones en Tierra Santa y Medio Oriente, y por la espiral de violencia que se aleja cada vez más del camino de la paz, el diálogo y las negociaciones.

Expreso mi gran pesar por los muertos y los heridos y estoy cerca con la oración y el afecto a todos los que sufren. Repito que nunca es el uso de la violencia lo que conduce a la paz. La guerra llama a la guerra, la violencia llama a la violencia.

Invito a todas las partes involucradas y a la comunidad internacional a renovar su compromiso para que prevalezcan el diálogo, la justicia y la paz.

Invocamos a María, Reina de la Paz. "Ave María ...". Dios, ¡ten piedad de nosotros!

Extiendo mis cordiales saludos para el mes de Ramadán, que comenzará mañana. Que este tiempo privilegiado de oración y ayuno ayude a caminar en el camino de Dios, que es el camino de la paz.