• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
El Papa en Chile
El 'nunca más' a la cultura del abuso, así como al sistema de encubrimiento que le permite perpetuarse, exige trabajar entre todos para generar una cultura del cuidado

El papa Francisco urgió hoy a la Iglesia chilena a "generar espacios donde la cultura del abuso y del encubrimiento no sea el esquema dominante", mediante una carta que fue difundida por la Conferencia Episcopal del país austral.

"La cultura del abuso y del encubrimiento es incompatible con la lógica del Evangelio ya que la salvación ofrecida por Cristo es siempre una oferta (...) Nunca es por coacción ni obligación sino por servicio", dice la misiva de Jorge Bergoglio.

Los obispos chilenos fueron citados hace algunos días por el papa Francisco al Vaticano para abordar el silencio de la Iglesia suramericana frente a los abusos sexuales cometidos por décadas por el cura Fernando Karadima.

En esta reunión, los 34 prelados que asistieron a Roma reconocieron "graves errores y omisiones" al encarar estas situaciones, y decidieron poner sus cargos a disposición de Francisco, lo que será evaluado durante las próximas semanas por el papa argentino.

"La renovación en la jerarquía eclesial por sí misma no genera la transformación a la que el Espíritu Santo nos impulsa. Se nos exige promover conjuntamente una transformación eclesial que nos involucre a todos", dice el papa en su carta.

El pontífice manifestó que el tiempo actual es "de escucha y discernimiento para llegar a las raíces que permitieron que tales atrocidades se produjeran y perpetuasen", y de encontrar soluciones al "escándalo de los abusos" no solo con medidas de contención sino con todas las necesarias para abordar el problema en su complejidad.

"El 'nunca más' a la cultura del abuso, así como al sistema de encubrimiento que le permite perpetuarse, exige trabajar entre todos para generar una cultura del cuidado que impregne nuestras formas de relacionarnos, de rezar, de pensar, de vivir la autoridad; nuestras costumbres y lenguajes y nuestra relación con el poder y el dinero" menciona el documento.

La Conferencia Episcopal de Chile (CECh) dijo recibir esta carta con "profunda gratitud" y exhortó "a los laicos, laicas y personal consagrado de la Iglesia en Chile a entrar en sintonía" con lo que el papa pide en su carta" para "suscitar caminos de solución y superar la cultura del abuso y del encubrimiento".

"Por este motivo, este mensaje del Santo Padre ha de difundirse ampliamente en nuestras comunidades y constituirse en objeto de atenta meditación personal y comunitaria en todas las instancias eclesiales, para que oriente efectivamente nuestro servicio pastoral", expresó la CECh en un comunicado.

El episcopado chileno agregó que se encuentra trabajando "en una propuesta global frente a la situación de la Iglesia en Chile" como medidas como un rediseño de las funciones del Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas "para que pueda asumir otras tareas de las que hasta ahora ha desempeñado".

El papa Francisco anunció hoy que enviará al maltés Charles Scicluna y al español Jordi Bartomeu, quienes ya elaboraron el informe sobre los abusos a menores por parte del clero chileno, a la diócesis de Osorno, donde se encuentra el obispo Juan Barros, acusado de encubrimiento y cuestionado por los fieles.

Para leer el texto completo de la carta del papa, pinche aquí

Comunicado de los Obispos del Comité Permanente


Acompañamos la publicación de la carta del Papa Francisco "Al Pueblo de Dios que peregrina en Chile", con profunda gratitud por su ministerio de Sucesor de Pedro que ilumina y orienta la situación que estamos viviendo como Iglesia. Acogemos su llamado, y pedimos a todos los fieles, que continuemos en estado de oración, para contar con la asistencia del Espíritu Santo y "seguir construyendo una Iglesia profética, que sabe poner en el centro lo importante: el servicio a su Señor en el hambriento, en el preso, en el migrante, en el abusado" (Francisco, Carta a los Obispos de Chile, 17.05.2018).

Recibimos esta carta justo cuando los Obispos de la Comisión Pastoral del Episcopado nos encontramos reunidos con los Equipos de Conducción Pastoral de las diócesis del país. Nos hemos reunido en un clima de oración, escucha y diálogo, para discernir la voluntad del Señor con respecto a la crisis que vivimos como Iglesia. Esta iniciativa se agrega a los procesos de reflexión y discernimiento que se están iniciando en las diócesis de nuestro país.

De igual forma, estamos trabajando en una propuesta global frente a la situación de la Iglesia en Chile, entre otras cosas, rediseñando las funciones del Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas para que pueda asumir otras tareas de las que hasta ahora ha desempeñado.

Exhortamos a los laicos, laicas y personal consagrado de la Iglesia en Chile a entrar en sintonía con lo que el Papa nos pide en su carta, de manera que todos nos comprometamos en la reflexión y en la acción para suscitar caminos de solución y superar la cultura del abuso y del encubrimiento. Todo el Pueblo de Dios tiene una palabra que decir al respecto, que es necesario escuchar y acoger.

Por este motivo, este mensaje del Santo Padre ha de difundirse ampliamente en nuestras comunidades y constituirse en objeto de atenta meditación personal y comunitaria en todas las instancias eclesiales, para que oriente efectivamente nuestro servicio pastoral.

Hoy celebramos la Fiesta de la Visitación de la Virgen María a su prima Santa Isabel. Que esta actitud de humilde servicio de la Madre de Jesús inspire nuestro caminar como Iglesia en el Chile de hoy.

 

Víctimas de Karadima