• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Nueva marcha por la libertad en Nicaragua RD
Un llamado a la responsabilidad de los diversos sectores de la sociedad a rechazar toda oscuridad y violencia, que contribuyen solo a multiplicar la división y el sufrimiento, de modo particular entre los pobres y vulnerables

(Jesús Bastante).- "Nunca es tarde para el diálogo y la reconciliación". El Papa Francisco ha escrito al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, instándole al "diálogo humilde y sincero" para "favorecer la paz y encontrar soluciones justas y solidarias" a la crisis que vive el país.

Hoy se cumplen en Nicaragua 45 días de una crisis sociopolítica, la más sangrienta desde los años 80, que ha dejado 108 muertos y cerca de un millar de heridos, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

La carta del Papa responde a un escrito del propio Ortega, en la que manifestaba su disponibilidad a dialogar. "En el momento presente -apunta Bergoglio- se hace especialmente necesario, como un llamado a la responsabilidad de los diversos sectores de la sociedad a rechazar toda oscuridad y violencia".

Unas realidades que "contribuyen solo a multiplicar la división y el sufrimiento, de modo particular entre los pobres y vulnerables".

En la misiva, Bergoglio destaca la labor de "todos los actores sociales que se orientan a buscar el entendimiento y el bien común". "Nunca es tarde para el perdón y la reconciliación", concluye el Papa, quien pide "que se encuentren las rutas de justicia, diálogo y paz que lleven a vivir un clima de concordia y de respeto por la vida de todos y cada uno de los nicaragüenses, y que se puedan resolver las cuestiones abiertas de forma pacífica y responsable".

 


Daniel Ortega y su esposa

 

Carta del Papa a Ortega

 

Roma, 11 de mayo de 2018

Señor Presidente,
he recibido su carta, con la que me hace partícipe de la situación que atraviesa ese amado país, a la vez que me manifiesta su disponibilidad para dialogar y buscar el entendimiento entre todos.
Precisamente el diálogo humilde y sincero es un buen medio para favorecer la paz y encontrar soluciones justas y solidarias a los problemas sociales. En el momento presente se hace especialmente necesario, como un llamado a la responsabilidad de los diversos sectores de la sociedad a rechazar toda oscuridad y violencia, que contribuyen solo a multiplicar la división y el sufrimiento, de modo particular entre los pobres y vulnerables.
Acompaño con mis oraciones los esfuerzos de todos los actores sociales que se orientan a buscar el entendimiento y el bien común. Nunca es tarde para el perdón y la reconciliación. Rezo para que se encuentren las rutas de justicia, diálogo y paz que lleven a vivir un clima de concordia y de respeto por la vida de todos y cada uno de los nicaragüenses, y que se puedan resolver las cuestiones abiertas de forma pacífica y responsable.
Encomiendo al Señor todos los hijos e hijas de ese noble País y pido a Dios que los bendiga y la Virgen Santa los cuide.
Fraternalmente.
Francisco

 

Protestas en Managua