• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Encuentro mundial de las Familias de Dublín Agencias
Por supuesto que es una decepción. Confiábamos en que iba a ser una oportunidad (para visitar Irlanda del Norte), pero la presión de este evento no lo ha permitido

Bajo el tema "Evangelio de la familia: Alegría para el mundo", el Papa Francisco partirá rumbo a Dublín (Irlanda), el sábado 25 y domingo 26 de agosto, para encontrarse con todas las familias que asistirán al noveno Encuentro Mundial de las Familias.

Una visita intensa con la que el Papa Francisco pretende hacer reflexionar sobre "el amor en la Familia", un tema que fue central para el proceso sinodal que condujo a su Exhortación Apostólica Postsinodal Amoris Laetitia (La alegría del amor).

Sábado 25 de agosto

El sábado 25, el Papa aterrizará en el Aeropuerto Internacional de Dublín en torno a las 10:30 a.m y lo primero que hará será acudir a la Residencia Presidencial para realizar una visita de cortesía al presidente irlandés. Una vez finalizada la visita, Francisco se dirigirá hasta el Castillo de Dublín donde le esperan las Autoridades, la Sociedad Civil y el Cuerpo Diplomático del país. En este encuentro, tendrá lugar el primer discurso que pronunciará el Santo Padre.

A la tarde, en torno a las 15:30 horas, Francisco se trasladará a la Catedral St Mary's, donde realizará una visita privada al Centro de acogida de los Padres Capuchinos, y donde saludará a las familias que se encuentran sin hogar. Por último, Su Santidad irá hasta el Parque Estadio Croke donde tendrá lugar la Fiesta de las Familias, en la cual el Papa pronunciará su segundo discurso del día.

Domingo 26 de agosto

El segundo día del Papa en Irlanda comenzará en la costa oeste de la isla, en la localidad de Knock. Francisco se trasladará mediante avión y llegará a Knock en torno a las 9:20 a.m para visitar el Santuario, la capilla y presidir el Ángelus en su explanada.

A la tarde, Francisco volverá a Dublín para almorzar con el séquito papal y posteriormente presidir la Santa Misa en el Parque Phoenix, donde pronunciará su homilía. Seguidamente, Francisco se encontrará con los Obispos en el Convento de las Monjas Dominicas y será a ellos a quienes les dirija su discurso del día y último discurso de su Viaje Apostólico.

Antes de tomar el avión que le devuelva a Roma, tendrá lugar la Ceremonia de despedida en el aeropuerto de Dublín a las 18:30 horas. Y está previsto que el Santo Padre llegue a la capital italiana a las 23.00 horas.

El Papa, con las familias

 

Los obispos irlandeses, decepcionados por que el Papa no viaje al Norte

El arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, se declaró hoy decepcionado por que la visita de dos días que efectuará el papa Francisco a la República de Irlanda el próximo agosto no incluye una parada en la provincia británica de Irlanda del Norte.

El prelado hizo esos comentarios después de que el Vaticano publicase hoy detalles del viaje del pontífice argentino a este país, cuya capital acogerá el Encuentro Mundial de las Familias del 21 al 26 de agosto.

"Por supuesto que es una decepción. Confiábamos en que iba a ser una oportunidad (para visitar Irlanda del Norte), pero la presión de este evento no lo ha permitido", respondió Martin al ser preguntado por los medios sobre el itinerario del Santo Padre.

Según el Vaticano, el papa llegará a la capital irlandesa el 25 de agosto y será después recibido por el presidente irlandés, Michael D. Higgins, en su residencia oficial, desde donde se desplazará después al Castillo de Dublín para reunirse con "autoridades, miembros de la sociedad civil y cuerpo diplomático".

Esa tarde también pronunciará un discurso en el Estadio de Croke Park, donde se celebra durante esa semana el X Encuentro Mundial de las Familias.

Francisco volará el domingo al oeste de la isla para visitar el Santuario de Knock, lugar de peregrinación para los católicos, antes de regresar a Dublín para oficiar una misa multitudinaria en el Phoenix Park.

En la primera y única visita hasta ahora de un papa a Irlanda, Juan Pablo II llegó a congregar en 1979 a más de un millón de personas en ese parque, aunque el actual pontífice llega ahora a un país "muy diferente", en el que la Iglesia "lucha para encontrar un nuevo lugar" en la "sociedad y la cultura", recordó hoy Martin.

El papa visita Irlanda después de que una amplia mayoría del electorado dijera "sí" a una reforma radical de la ley del aborto en el referéndum del pasado mes, del mismo modo que apoyó el matrimonio entre homosexuales en otra consulta celebrada en 2015.

Esa victoria ha aumentado la presión para que Irlanda del Norte también legalice ese tipo de uniones y liberalice su ley del aborto, que, como la irlandesa, es una de las más duras de Europa.

Durante su estancia de tres días, Juan Pablo II quiso viajar entonces a la provincia, pero el conflicto y la amenaza terrorista se lo impidieron, aunque se desplazó a la localidad irlandesa de Drogheda, situada a unos 50 kilómetros de la frontera entre ambas jurisdicciones.

Los obispos irlandeses esperaban ahora que Francisco pudiera ver sobre el terreno los avances logrados tras la firma del acuerdo de paz del Viernes Santo en 1998, pero las tensiones políticas, entre otros asuntos, lo han impedido, según los expertos.

El Gobierno autónomo de Belfast, de poder compartido entre protestantes y católicos, permanece suspendido desde hace más de 18 meses y la salida del Reino Unido de la Unión Europea ha distanciado aún más a las formaciones norirlandesas.

(RD/Agencias)

Francisco, al Encuentro Mundial de las Familias de Dublín