• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Semerano entraría como coordinador de un grupo de 'canonistas' para apuntalar la nueva Constitución Apostólica Vatican News
La nueva Constitución Apostólica, que llevará el nombre de 'Praedicate Evangelium' (Predicar el Evangelio), podría aprobarse en marzo de 2019

(Jesús Bastante).- Los próximos 11 al 13 de septiembre, tendrá lugar una nueva reunión (la 26ª) del C-9, el consejo de cardenales que asesoran al Papa en la reforma de la Curia, que se centrarán en la nueva Constitución Apostólica, que llevará el nombre de 'Praedicate Evangelium' (Predicar el Evangelio).

El objetivo no es otro que la nueva constitución se convierta en texto oficial de la Iglesia en marzo de 2019, sustituyendo a la 'Pastor Bonus' de Juan Pablo II, y que supondrá un cambio radical en la forma de entender la Curia romana. Un trabajo que ha contado con numerosas oposiciones y dificultades, pero que el Papa parece decidido a culminar.

Tal y como adelanta Luis Badilla en Il Sismógrafo, la próxima reunión podría traer "cambios importantes", con la inclusión de "varios canonistas" en el grupo de asesores, cuyo cometido sería el de interpretar legalmente las ideas, mecanismos y reglas apuntadas por el C-9, pues ninguno de los actuales miembros tiene estudios canónicos detallados.

En este punto, Il Sismógrafo apunta a la figura del obispo de Albano, Marcello Semerano, quien podrían coordinar a un equipo de canonistas para apuntalar la Constitución Apostólica.

 

 

Seguramente, en la composición del C-9, habrá cambios, tal y como el Papa admitió en una entrevista con Philip Pulella. ¿Quiénes podrían abandonar el grupo de cardenales? Dos nombres parecen seguros. En primer lugar, George Pell. El todopoderoso superministro de Economía del Vaticano lleva más de medio año en Australia, tratando de defenderse de las acusaciones sobre abusos a menores que pesan sobre él. En segundo término, el cardenal chileno Francisco Javier Errázuriz, al que el escándalo en la Iglesia chilena ha dejado muy tocado.

Entre las hipotéticas salidas también podría contarse la del arzobispo de Kinshasa, Laurent Monsengwo, por cuestiones de edad (tiene 79) y por la delicada situación en la República Democrática del Congo, donde algunas entidades le han pedido, incluso, que presente su candidatura a la presidencia del país. Pese a lo que se comenta, no parece que el Papa vaya a desprenderse del cardenal Rodríguez Maradiaga, actual coordinador del C-9 y una de las personas de la máxima confianza de Bergoglio.