Renovación Balear

Hallado muerto a golpes un empresario en Bunyola

Le golpearon con saña y dejaron su cadáver en Bunyola

clipping

Investigan la 'conexión rusa' en el asesinato del empresario Andreu Coll Bennàssar

El Grupo de Homicios sabe que recibió una 'extraña' llamada en la noche del sábado tras dar de cenar a su padre enfermo

Renovación Balear, 04 de julio de 2013 a las 12:33
La víctima apareció con los pantalones bajados en el interior del maletero de su todoterreno
Andreu Coll/>

Andreu Coll

La Guardia Civil rastreando el terreno/>

La Guardia Civil rastreando el terreno

  • Andreu Coll
  • La Guardia Civil rastreando el terreno

Lo tienen muy difícil. Andreu Coll Bennàssar apenas se relacionaba con sus vecinos de Alaró, y de su vida privada no se sabe casi nada.

A sus 57 años de edad, separado y con tres hijos, sus negocios inmobiliarios -como el hostal de la villa Can Tiu- y de las tragaperras -Recreativos Rey y Palmamátic- no le iban del todo mal, aunque tenía un reducido círculo de amistades que últimamente se había visto ampliado por su relación con una joven rusa. Es por ahí por donde la Policía trata de atar cabos, aunque nada la hace sospechosa de momento.

MISTERIOSA LLAMADA

Se sabe que el infortunado recibió a las once de la noche del pasado sábado una llamada emplazándole a una cita. Respondió al móvil cuando se encontraba en casa de su padre en Alaró, al poco de darle de cenar, algo que tenía por costumbre al estar éste enfermo.

Luego salió de la casa y se le perdió la pista hasta las seis de la mañanadel domingo, hora en que el trabajador de una finca del término municipal de Bunyola lo encontró cerca del cementerio, en el camino Es Cocon.

El cadáver estaba dentro del maletero de su Land Rover, ensangrentado y con los pantalones bajados. La autopsia confirmaría más tarde que había fallecido a resultas de haber recibido varios golpes en la cabeza, y que el asesino o asesinos se habían ensañado con él.

De momento se están examinando todas las cámaras de seguridad que circundan la zona por las que discurrió su vehículo, tratando de vislumbrar si esa fatídica madrugada alguien le acompañaba o le seguía de cerca, ya que se tiene la certeza de que su muerte se produjo en otro lugar del que fue hallado. Todo lo demás son cábalas.

 


facebook

Los mejores videos
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05