Pena de muerte por inyección letal.

PD

Más de 20 compañías farmacéuticas ya adoptaron estas restricciones en EEUU

clipping

Pfizer dejará de hacer negocio suministrando inyecciones letales para ejecutar a condenados a muerte

"Los distribuidores deben certificar que no van a vender los medicamentos para uso en inyecciones letales, para lo que seguiremos de cerca su comercialización".

Periodista Digital, 14 de mayo de 2016 a las 10:55
Unos pocos Estados optarán ahora por la silla eléctrica, el fusilamiento o la cámara de gas como una alternativa si las drogas letales no están disponibles

Tras forrarse durante décadas y debido a la presión de una importante parte de la opinión pública, el gigante farmacéutico Pfizer ha anunciado que tomará las medidas oportunas para impedir que sus productos se utilicen en las ejecuciones mediante inyección letal.

Según recoge 'The New York Times', la compañía impondrá severos controles para asegurarse de que esto no suceda.

De este modo, Pfizer cierra la puerta a una de las pocas vías legales para la adquisición de las drogas usadas en las inyecciones letales.

Más de 20 compañías farmacéuticas americanas y europeas ya han adoptado este tipo de restricciones, ya sea citando razones morales o de negocios. No obstante, la decisión tomada por el que está considerado como uno de los fabricantes líderes de productos farmacéuticos en el mundo ha sido considerada como todo un hito.

"Con el anuncio de Pfizer, todos los fabricantes autorizados a la venta de fármacos potencialmente útiles para ejecuciones han bloqueado su venta para este propósito", aseguró Maya Foa, representante de Reprieve, un grupo de defensa de los derechos humanos con sede en Londres.

"Los Estados donde hoy en día sigue siendo legal la ejecución deben ahora acudir a la clandestinidad si quieren conseguir los medicamentos necesarios para la inyección letal".

Arizona, Oklahoma y Ohio ya se han visto obligados a retrasar ejecuciones durante meses debido a la escasez de medicamentos o por temas legales vinculados a los procedimientos de inyección. Otros Estados han optado por acudir al mercado negro, a la clandestinidad, para poder conseguir los productos necesarios para aplicar la pena de muerte, según denuncia en un artículo 'The New York Times'.

Unos pocos Estados optarán por la silla eléctrica, el fusilamiento o la cámara de gas como una alternativa si las drogas letales no están disponibles.

La decisión de Pfizer se produce después de la adquisición el año pasado de Hospira, una empresa que producía hasta siete fármacos utilizados en las ejecuciones.

Hospira había intentado evitar durante mucho tiempo el uso de sus productos en las cárceles estatales, pero no había tenido éxito alguno.

Sus fármacos fueron supuestamente utilizados en una prolongada y, al parecer, agónica ejecución en Ohio en 2014.

El problema es que estos medicamentos también se distribuyen para uso médico, y no hay manera de determinar qué parte de los agentes utilizados en las ejecuciones son producidos por Hospira, o más recientemente, por Pfizer.

"Pfizer hace sus productos para mejorar y salvar las vidas de los pacientes que atendemos", dijo la compañía en un comunicado este viernes, a lo que añade que se "opone firmemente al uso de sus productos en inyecciones letales para la pena de muerte."

Pfizer asegura que restringirá la venta de sus siete productos con riesgo de ser utilizados en las ejecuciones.

"Los distribuidores deben certificar que no van a vender los medicamentos para uso en inyecciones letales, para lo que seguiremos de cerca su comercialización".



Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook

Publicidad
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05