Salud

Se ha pensado durante mucho tiempo, y sigue siendo una creencia común, que consumir vitamina C puede prevenir los catarros y resfriados. Sin embargo, esta vitamina no sirve para evitar esta enfermedad característica de la época invernal. Lo que sí es capaz de hacer es reducir su duración, ya que el sistema inmunitario necesita la vitamina C para luchar contra los virus. La vitamina C se encuentra en ciertos alimentos pero también pueden adquirirse complementos vitamínicos en farmacias o parafarmacias, como por ejemplo esta farmacia online de confianza.

Efectivamente, los resfriados son infecciones víricas del sistema respiratorio y de corta duración. Están causadas por virus como el coronavirus y rinovirus, y pueden afectar a cualquiera sin importar la edad ya que son muy contagiosos. Una vez contagiado, el organismo requiere más cantidad de vitamina C para luchar contra la infección. Según un estudio la duración del resfriado puede acortarse, en un 14% para los niños y un 8% para los adultos, si se consumen suplementos de 200 ml o más al día.

Algunos de los síntomas del resfriado son los estornudos, la congestión nasal o las secreciones y el goteo, así como los dolores de cabeza, los ojos llorosos, y el dolor o picor de garganta que provoca tos, además de un malestar general y cansancio. Se trata de un mal común cuyos síntomas afectan cada año a unos 80 millones de personas en España; de hecho el 33% de las visitas al médico está relacionado con esta enfermedad.

Se ha demostrado que el 50% de los atletas que están expuestos a temperaturas bajas, como los corredores de maratones o esquiadores, consiguen prevenir los resfriados tomando suplementos de vitamina C. Éstos son necesarios para ayudar a las defensas y al sistema inmunológico que se debilita por el ejercicio físico y la fatiga. Pueden encontrarse en una farmacia online de confianza donde es fácil buscar lo que se necesita, elegirlo, encargarlo y recibirlo en casa.

Otra de las maneras de aumentar el consumo de vitamina C consiste en comer más raciones de fruta con la piel y la pulpa incluida. Existen también muchos complementos alimenticios para reforzar las defensas que contienen vitamina C y que puedes encontrar en cualquier farmacia online, ya que con la llegada del invierno y la bajada de las temperaturas es habitual recurrir a estos complementos vitamínicos. Algunos, como los de Aquilea o Pharmaton, combinan la vitamina C con más vitaminas o minerales que ayudan a reforzar el sistema inmunológico y a combatir las agresiones externas.

Vitamina C, no solo beneficiosa contra el resfriado

Además, esta vitamina tiene muchos más beneficios para la salud. Por ejemplo, es un gran aliado de los hipertensos ya que reduce la presión arterial, pero también lo es frente al cáncer porque impide que los tumores crezcan. Ayuda también a que las heridas de la piel se curen y que el ADN de sus células no se dañe al exponerse al sol en exceso. Por último, la vitamina C beneficia al sistema cardiovascular de igual manera que practicar ejercicio de manera asidua.

El estrés puede favorecer el contagio del catarro ya que tiene una influencia negativa sobre la barrera defensiva y la inmunidad del organismo. Por suerte, la vitamina C tiene un efecto desestresante porque actúa reduciendo los niveles de cortisol en la sangre. Esta hormona es la que fabrica nuestro cuerpo en las situaciones de estrés, pero si se produce de forma crónica puede causar daños a nuestras defensas exponiéndonos a enfermedades.

Galería de imágenes: