Salud
Medicina, farmacia, medicamento, negocio y salud. FR

El diario económico Financial Times ha informado de que Milán y Bratislava lideran la carrera para hacerse con la sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que abandona Londres por el Brexit.

Barcelona, que competía por albergar este macrocomplejo y que inició la carrera como una de las grandes favoritas, ha sido descartada, según el diario, que cita fuentes diplomáticas, por la tensión que se vive en la región.

La votación final para elegir candidatura no se producirá hasta el próximo día 20 de noviembre, pero la candidatura de Milán, según defienden los diplomáticos citados por el FT, se ha visto beneficiada por la oleada de inestabilidad generada justo al otro lado del Mediterráneo, en Barcelona.

De confirmarse, España perdería la última oportunidad que tenía de acoger la sede de algún gran estamento o entidad de las muchas que van a salir de Reino Unido tras el Brexit. Casi desde el principio quedó claro que sería muy complicado acoger la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) y, aunque hubo algún intento de aproximación, también quedó patente que difícilmente alguna entidad bancaria elegiría Madrid como sede en la UE.

En este contexto, el Gobierno centró sus esfuerzos en Barcelona. La capital catalana reunía buena parte de los requisitos necesarios: una amplia oferta hotelera, buena comunicación para los cerca de 40.000 visitantes que anualmente registra la Agencia del Medicamento, centros educativos de calidad y, además, una ciudad atractiva para los trabajadores de la EMA.

El mayor problema era la deriva independentista, una amenaza que en un principio parecía lejana pero que finalmente se puede convertir en la razón por la que Barcelona quede apartada. El Gobierno siempre ha negado que la crisis pudiese ser un problema y, de hecho, desde el Ministerio de Sanidad se mantiene que la votación todavía no se ha producido y que, por lo tanto, todavía se puede revertir la situación.

Tras la información del FT, Sanidad ha reaccionado diciendo que continúa la competición en una carrera "muy igualada". Las fuentes consideran "inverosímil" sostener, a 11 días de la votación y con todos los Estados que votan, que Barcelona esté descartada y que Milán y Bratislava lideren la disputa.

También resaltan que Barcelona es la mejor candidata "a nivel técnico", y ya en la presentación del proyecto, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, destacó los puntos fuertes de tener un edificio ya disponible y contar con una infraestructura para asegurar una transición suave y funcionamiento inmediato tras la mudanza, cuando la EMA abandone Londres en marzo de 2019.