Salud
El fármaco, y otros basados en la "hipótesis amiloide", todavía se están probando en otros ensayos diferentes

Los defensores de la teoría señalan que la forma particular en la que el solanezumab, el fármaco involucrado en el ensayo, trabaja podría haber conducido al fracaso; más que a un defecto en la hipótesis en sí misma. Muchos ensayos están en curso para comprobar si solanezumab -u otros que apuntan al amiloide- podrían funcionar en personas con riesgo de desarrollar la enfermedad que aún no hayan mostrado síntomas, o en personas con alzhéimer, a pesar del último resultado negativo, según reporta Scientific American.

"Estoy extremadamente decepcionada por los pacientes, pero, para mí, esto no cambia la forma en la que pienso acerca de la hipótesis amiloide", dice Reisa Sperling, neuróloga del Hospital Brigham and Women en Boston, Massachusetts. Ella está dirigiendo uno de varios ensayos ‘preventivos' que está probando solanezumab y otras drogas que buscan reducir la acumulación de placas amiloides, en personas con riesgo de desarrollar alzhéimer.

"Estamos azotando a un caballo muerto", añade Peter Davies, investigador del alzhéimer en el Instituto Feinstein de Investigación Médica en Manhasset, Nueva York. "No hay señales de que nadie mejore, ni siquiera por un período corto, y eso me hace pensar que tiene el mecanismo equivocado".

Galería de imágenes: