Salud
Corazón sano

Todavía prevalece en la sociedad la idea de que la muerte por enfermedades cardiovasculares es una especie de muerte dulce, como la causada por un infarto fulminante, que se asocia a la rapidez en el óbito. Algo opuesto a la percepción sobre el cáncer, un grupo de patologías cuyo tratamiento mejora día a día en los últimos años pero cuya mera mención sigue inquietando a la población, que continúa asociandola a la muerte.

Sin embargo, los últimos datos facilitado por el Instituto Nacional de Estadística vuelven a demostrar que el cáncer no es la primera causa de muerte en España, sino que lo son las enfermedades del sistema circulatorio. Éstas causaron 257,9 fallecidos por cada 100.000 habitantes, frente a los 243,1 de los tumores. Estas cifras, correspondientes a 2016, cambian por sexos, según recoge Ainhoa Iriberri en El Español. 

Así, en hombres el cáncer sí es la primera causa de muerte, mientras que no es así en mujeres, donde ocupa la segunda posición. En total, en 2016 fallecieron 119.778 personas en España por el corazón y sus aledaños y 112.939 por cáncer.

Pero cuando hablamos de enfermedades circulatorias, son muchas las patologías incluidas. Así, las que más muertes causan son las isquémicas del corazón, que incluyen al infarto y a la angina de pecho, entre otros. Las segundas en la macabra lista son las cerebrovasculares, que incluyen a enfermedades como el ictus.

Fuente original: El Español/Leer más

VÍDEO DESTACADO: ¿Sabes por qué tenemos el corazón inclinado hacia la izquierda?