Salud
Médico YT

El Círculo de la Sanidad ha defendido que la apuesta por una colaboración público-privada ayudaría a reforzar la atención sanitaria en verano, solventando así el déficit de personal y de camas que se producen en esta época del año.

"Cada verano vemos noticias en los medios de comunicación en las que se denuncia la reducción de recursos humanos y materiales, especialmente en julio y agosto, puesto que no siempre las contrataciones de personal sanitario para cubrir vacaciones son suficientes", ha afirmado el presidente del Círculo de la Sanidad, Angel Puente.

Además de apostar por la contratación de personal directamente por parte de la administración, "hay fórmulas que pueden emplearse y que no son excluyentes, como es la concertación de determinados servicios en un momento determinado, para evitar el incremento de las listas de espera", han informado desde la entidad.

El presidente del Círculo de la Sanidad ha señalado que "por ejemplo, realizar determinadas pruebas en un centro privado-concertado resulta más económico que hacerlo en una gran infraestructura hospitalaria".

Todo ello con el objetivo de alcanzar "la excelencia en la atención al paciente, que merece la misma calidad y la misma rapidez sea cual sea el periodo del año en el que necesite asistencia", ha especificado Puente. Asimismo, ha continuado argumentando que "apostar por la colaboración público-privada para agilizar listas de espera y que no se incrementen en la época estival contribuiría a mejorar todavía más la valoración positiva que ya tiene la ciudadanía sobre el Sistema Nacional de Salud (SNS) y sus profesionales".

"Siempre que se salvaguarde la gratuidad en la atención que se presta a los pacientes, se deben implementar fórmulas de mejora. Debemos ser creativos y trabajar para gastar cada euro con inteligencia, porque el deber de esforzarnos para garantizar la sostenibilidad del SNS a medio y largo plazo no se va de vacaciones. Los desafíos que tiene el SNS que hemos construido entre todos no descansan", ha espeficado.

Por último, ha añadido que se puede acostumbrar "a que el sistema sanitario español, que sin duda es uno de los mejores del mundo, tenga déficits de este tipo".

"No debemos resignarnos. Tenemos que instar a nuestros gobernantes a que se busquen soluciones, porque en verano la ciudadanía paga los mismos impuestos que el resto del año y tiene derecho a recibir la misma atención sanitaria", ha concluido.