Salud
Juana Rivas sale de los juzgados de Granada. EP

El Juzgado de Guardia de Granada ha decretado este 22 de agosto de 2017 la libertad provisional, comunicada y sin fianza para Juana Rivas, la vecina de la localidad de Maracena a la que se sigue investigando por los supuestos delitos de sustracción o retención ilegal de menores y desobediencia a la autoridad judicial.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, tras una larga declaración, en la que la detenida sólo ha contestado a preguntas de su defensa, el juez ha considerado que la gravedad de la pena del presunto delito que haya podido cometer la madre no justifica la medida excepcional de prisión provisional, que ha solicitado la Fiscalía.

Juana Rivas ha declarado a su salida de los juzgados de Granada: "No me voy a la cárcel, me voy a mi casa con mis niños y vamos a seguir peleando". En declaraciones a los periodistas, Rivas se ha felicitado de que en el juzgado se ha encontrado "un juez humano, un ser humano que me ha escuchado porque quería que escuchara lo que estaba pasando".

Para el juez de guardia, que sólo ha resuelto la situación personal de la investigada, la "alarma social" nunca justificaría una medida tan grave como es la prisión provisional. Asimismo, el juez de guardia se ha inhibido a favor del Juzgado de Instrucción Número 2 de Granada, que seguirá con la investigación de unas actuaciones que ya inició por la vía penal por unos hechos que podrían ser constitutivos de delito.

LA FISCALÍA PIDE CÁRCEL

La Fiscalía, que ha pedido el ingreso el prisión ante la negativa de la mujer a cumplir la orden judicial de entregar a sus hijos, de 11 y 3 años, a su padre italiano, ha informado de que mañana se reunirá para decidir sobre la presentación, o no, del recurso de apelación que cabe contra el auto de libertad provisional de Rivas.

Esta mañana, Juana Rivas fue arrestada de acuerdo a la orden vigente de detención y presentación en sede judicial acordada por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Granada por incumplir la orden de devolver sus dos hijos a su expareja.

Según el alto tribunal, el juez ha considerado también para acordar la libertad provisional de Juana Rivas la no existencia de antecedentes penales de la madre, el arraigo social que no hace suponer riesgo de fuga y la circunstancia de estar litigando en la actualidad en otros juzgados.

El TSJA ha recordado en su comunicado que sigue vigente la entrega de los niños al padre italiano como se ha acordado tanto por la vía civil como por la vía penal.