Salud
Una madre con su bebé. PD

Recta final de diciembre de 2010. España se hunde hacia la recesión económica y proliferan los recortes. El Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero ha anunciado que los niños nacidos a partir del 1 de enero de 2011 ya no cobrarán el cheque bebé de 2.500 euros, una de sus medidas estrella para fomentar la natalidad. Muchas mujeres con el parto previsto en enero se plantean adelantarlo unos días para recibir la ayuda. Y cientos de ellas lo hacen.

"Unos 2.000 niños nacieron, de media, una semana antes", calcula la economista Libertad González, de la Universidad Pompeu Fabra, en Barcelona. La investigadora, nacida en Sevilla en 1975, acaba de recibir una ayuda de 1,5 millones de euros del Consejo Europeo de Investigación para estudiar los efectos de algunas políticas públicas en la salud infantil. El fin del cheque bebé, subraya, desencadenó "un experimento natural" que puede desvelar los riesgos de programar el parto antes de tiempo, sin razones médicas, según recoge Manuel Ansede en El País.

González es una experta en estrujar enormes bases de datos para extraer su esencia. Tomando los registros desde el año 2000 de partidas de nacimiento del Instituto Nacional de Estadística, la economista observó que los nacimientos alrededor de un cambio de año se distribuyen habitualmente, como es lógico, a partes iguales: un 50% de los niños nace en la última semana de diciembre y otro 50% lo hace en la primera de enero. Pero en el cambio de 2010 a 2011, con el reclamo del cheque bebé, el 56% de los niños nacieron en la última semana del año.

Fuente original: El País/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Un policía fuera de servicio con su bebé en brazos mata a dos atracadores