Salud

Desde una cárcel en El Salvador, Evelyn Hernández le dijo a la BBC: "Yo me declaro inocente".

La adolescente de 19 años cumple 30 años de prisión por parir a un feto muerto en el baño de su casa, según recoge BBC Mundo.

Según ella, no sabía que estaba embarazada.

No obstante, para la justicia, ella mató a su hijo al no buscar atención prenatal.

En El Salvador el aborto está totalmente prohibido, incluso en casos de violación, como es el caso de Evelyn.

Fuente original: BBC Mundo/Leer más