Salud
Tabaco YT/Imagen ilustrativa

Fumar, tal y como han demostrado infinidad de estudios, es malo, muy malo, para la salud. No en vano, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que el tabaco es responsable directo cada año de un mínimo de 6 millones de muertes en todo el planeta, así como que el número de decesos atribuibles al tabaco a lo largo del siglo XXI superará, de mantenerse las tendencias actuales, los mil millones. Y es que fumar provoca, simple y llanamente, algunas de las enfermedades más letales, caso de las cardiovasculares y hasta 17 tipos de cáncer. Pero, ¿qué hace el tabaco para causar los distintos tipos de tumores? Provoca la aparición de mutaciones en el ADN de las células, lo que hace que se reproduzcan de manera anómala y se conviertan en cancerígenas. De hecho, un nuevo estudio dirigido por investigadores del Instituto Wellcome Trust Sanger en Birmingham (Reino Unido) y publicado en la revista «Science» muestra que las personas que fuman una cajetilla diaria a lo largo de un año acumulan hasta 150 mutaciones adicionales en sus células pulmonares.

Como explica Ludmil Alexandrov, co-autor de esta investigación, «si bien ya contábamos con una amplia evidencia epidemiológica que relacionaba el hábito tabáquico con el cáncer, ahora ya tenemos la capacidad de observar y cuantificar los cambios moleculares en el ADN provocados por el consumo de cigarrillos. Y lo que hemos encontrado en nuestro estudio es que las personas que fuman un paquete diario tienen cada año una media de 150 mutaciones extra en sus pulmones, lo que explica por qué los fumadores tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón».

Fuente Original: R.I, ABC/Leer más