Salud
Mujer desconsolada YT/Imagen ilustrativa

Además de los problemas de salud que supone no llevar una alimentación adecuada y abusar del sedentarismo, el sobrepeso afecta directamente a la vida sexual de las personas que lo padecen. En principio, tal y como asegura Ruth González Ousset, sexóloga y terapeuta de pareja, los kilos de más influyen negativamente en el organismo de tres maneras: reduciendo la producción de testosterona, disminuyendo la libido y multiplicando los casos de disfunción eréctil.

Explica que aproximadamente un 8 por ciento de los varones de 40 años presentan disfunción eréctil, una cifra que se quintuplica entre los hombres que superan los 60 años. «Se estima que, por el progresivo envejecimiento de la población y la falta de hábitos saludables, esta cifra seguirá creciendo hasta los 322 millones de casos en todo el mundo que se prevén para el año 2025».

Los hábitos de vida poco saludables como el tabaco, el alcohol, el sedentarismo o la presencia de obesidad son factores determinantes para la aparición de la disfunción eréctil. Diversos estudios muestran que esta patología afecta a uno de cada cuatro fumadores y a más del 20 por ciento de los hombres con sobrepeso.

En definitiva, «el sobrepeso es un factor que afecta tanto a las ganas de practicar sexo como a la propia autoestima, pero de manera diferente entre hombres y mujeres -asegura esta especialista en sexología-. Los hombres suelen tener problemas de disfunciones sexuales a diferencia de las mujeres, que les afecta al deseo, que brilla por su ausencia».

Fuente original: L.Peraita, ABC/Leer más