Salud
Fisioterapeuta YT

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de
Madrid (CPFCM) ha pedido este miércoles que se "adecúen los puestos de trabajo de las fisioterapeutas embarazadas y que se respeten los periodos donde la baja laboral es recomendable en estas situaciones de riesgo para la mujer".

Todo ello en marco del Día Internacional de la Mujer, y en relación a la información que el Sindicato de Enfermería (SATSE) hizo pública donde denunciaba que, hasta ocho comunidades autónomas, entre las que se encuentra la Comunidad de Madrid, ponen problemas a estas profesionales en periodo de gestación para acogerse a las bajas por riesgo o de adaptación del puesto de trabajo.

"Hay que tener en cuenta que el fisioterapeuta utiliza su cuerpo como apoyo a la labor de manipulación que realiza con sus manos y, una situación de embarazo avanzado, dificulta la movilidad de la profesional y puede fomentar el aumento de presión abdominal en la zona, ya que en ocasiones el fisioterapeuta debe realizar movimientos y adoptar posturas forzadas para tratar al paciente", según el secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, José Santos.

Además, ha informado de que "ciertos métodos de intervención de alta frecuencia, como la terapia de onda corta o la de radiofrecuencia, están contraindicados para la exposición directa de la fisioterapeuta embarazada, y se han de tomar precauciones para evitar este tipo de exposiciones".

Así, la presidenta de la Comisión de Uroginecología del CPFCM, Alicia Romero, ha explicado cómo "los esfuerzos y los largos periodos que pasamos de pie, incrementan la exigencia a la que se ve sometida el suelo pélvico y la condición física de la mujer embarazada, ya que el centro de gravedad de estas mujeres se desplaza, aumentando el riesgo de lesión ante un esfuerzo".

En este sentido, Romero ha advertido que "durante el embarazo existe una dificultad añadida al retorno venoso, por lo que el estar de pie durante tanto tiempo puede producir trastornos que compliquen la recuperación de la fisioterapeuta tras el parto".

Incluso pueden llegar a "producirse alguna lesión, como pueda ser por ejemplo una hernia discal, su tratamiento dificultaría la recuperación", ha concluido.