Salud
Invidentes YT

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han desarrollado e-Glance, tecnología de realidad aumentada para invidentes, que mejora su autonomía al crear un mapa virtual de recintos interiores, ayudado mediante interfaces apropiadas (Smartphone, bastón inteligente, etc.), del entorno, más allá del alcance inmediato del bastón o el oído.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas con algún tipo de discapacidad visual y favorecer su acceso al mercado laboral, nace esta tecnología desarrollada por un grupo de investigadores, liderado por el profesor José Javier Serrano, del Centro de Tecnología Biomédica de la UPM.

"La tecnología e-Glance pretende facilitar el día a día de las personas ciegas en el ámbito laboral y evitar su expulsión del mercado. Es extensible además, a otros entornos como hoteles, centros comerciales, estaciones de tren, etc", explica Antonio Cobo, investigador de la UPM que participa en el desarrollo de esta tecnología.

Mediante una tiflotecnología (tecnologías cuyo uso está adaptado a las personas con discapacidad visual) controlada a través de la pantalla de un smartphone, e-Glance presenta una interfaz cognitiva que permite a las personas ciegas dirigir su atención a regiones distantes y una interfaz sensitiva que les informa de los obstáculos presentes en cada región.

Al margen del desarrollo tecnológico, los investigadores de la UPM estudian también la influencia que el uso de esta tecnología puede tener en la calidad de vida de las personas ciegas. "Hemos analizado las diferencias entre las personas ciegas que exploran un entorno virtual haciendo uso de dicha interfaz cognitiva (interfaz a distancia) y las que lo hacen con una interfaz de proximidad; así mismo, para la interfaz sensitiva, hemos probado diferentes combinaciones de voz, gestos, sonidos, y vibración", señala Cobo.

La tecnología mejora en la detección de los obstáculos. "Con la interfaz cognitiva a distancia se detecta un porcentaje más elevado de los obstáculos presentes en la sala; pero quizá lo más llamativo es el incremento en la eficiencia. En primer lugar, el tiempo necesario para detectar los obstáculos por primera vez se reduce más de la mitad (un 53%) y, en segundo lugar, el tiempo total empleado en explorar la sala disminuye un 38%", concluye.