Salud
Trastornos neuróticos YT

Cerca del 12 por ciento de la población padece trastornos neuróticos, porcentaje que puede aumentar en enfermos médico-quirúrgicos o en determinadas circustancias, tales como catástrofes naturales o atentados como los del 11-M, según señalan los autores del libro "Las neurosis", presentado en Zaragoza.

Se trata del sexto volumen de la colección "Convivir con los enfermos psiquiátricos", que ha sido coordinado por el catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Zaragoza y jefe del Departamento del Hospital Clínico Universitario, Antonio Seva Díaz, que falleció el pasado 3 de febrero, antes de que la obra viese la luz. Como homenaje póstumo al autor, el catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Zaragoza y colaborador del profesor Seva, Antonio Lobo, presentó hoy los objetivos de este libro que "pretende ser un referente valioso para muchas familias aragonesas que demandan información sobre este tipo de trastornos", señaló.

"No se trata de una obra sorprendente", explicó Lobo, sino que intenta dar un paso más en el entendimiento de un problema psíquico "tan antiguo como la propia humanidad", concretó. En la presentación de "Las neurosis" estuvieron presentes, además del profesor Lobo, la viuda de Antonio Seva, Asunción Fernández, y varios médicos zaragozanos que participaron en la investigación. Además, dado que la colección en la que se integra el volumen ha sido patrocinada por Caja Inmaculada, acudieron también el presidente del Consejo de Administración de la CAI, Fernando Gil; el director general de Caja Inmaculada, Luis Calvera y el director de la Obra Social y Cultural de la entidad de ahorro, Francisco Río.
CUADRO CLÍNICO DEL PACIENTE

Las técnicas para diagnosticar los trastornos neuróticos han avanzado mucho en los últimos años. Así, aunque todavía no puede controlarse la enfermedad, "estamos preparados para hacerle frente", explicó Antonio Lobo. Precisamente "Las neurosis" recoge las diversas formas clínicas, los síntomas y síndromes que caracterizan a cada uno de los pacientes. Del 12 por ciento de la población que sufre esta patología, sólo un 1 ó un 2 por ciento presenta un cuadro de trastornos severos. La gran mayoría de casos tiene que ver con problemas de estrés, fobias, depresiones, problemas de ansiedad, histerias y obsesiones, entre otros síntomas.

Un porcentaje importante de ellos se detectan en los servicios médicos de Atención Primaria. Junto a ello, las situaciones traumáticas provocadas a raíz de los atentados terroristas que copan la actualidad en el mundo, el número de pacientes con trastornos neuróticos aumentará considerablemente. "En los próximos seis meses, un tercio de quienes estuvieron en contacto con los atentados de Madrid tendrán malestares psíquicos", adelantó Antonio Lobo. ESTUDIO DETALLADO Más allá de una mera descripción de síndromes, causas y consecuencias, el libro indaga en las técnicas de tratamiento que se emplean actualmente en la psiquiatría aragonesa. "Es un estudio muy detallado, en el que se aúna el rigor con la brevedad y la claridad", informó Antonio Lobo.

La heterogeneidad de estos trastornos complica su estudio científico, pero, tal y como se plasma en este volumen, existen denominadores comunes que están vinculados a la presencia de factores biológicos, sociales y psicológicos. De esta forma, "el tratamiento combinado, es decir, farmacología y psicología" es la manera de sobrellevar la patología, explicó Antonio Lobo. "La obra no hubiese sido posible sin el apoyo de la CAI", destacó el catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Zaragoza.

En este sentido, el presidente del Consejo de Administración de la entidad de ahorro, Fernando Gil, aseguró que su patrocinio viene marcado por la necesidad de "ayudar a todas las personas y familias afectadas por este tipo de enfermedades en auge". Asimismo, Fernando Gil aprovechó para reconocer "la importante labor del profesor Seva en lo que a apoyo a enfermos psiquiátricos se refiere". "Su muerte ha dejado un hueco en la investigación en este campo", confesó Gil, quien puso el acento en la "calidad humana" de Antonio Seva Díaz.