Salud

Dice el refrán: "A boda ni bautizo no vayas sin ser llamado".

El moscardón cazador de abejas (Mallophora ruficauda) es un díptero braquícero de la Familia Asilidae. Los Asílidos son una familia muy abundante distribuida en todos los continentes del mundo. Esta especie causa problemas a la apicultura en Argentina.

Las larvas son de color crema, de 1 milímetro de largo, cabeza provista de maxilas en forma de gancho, con muchas quetas dorsal y ventralmente, según WP. La larva de Mallophora ruficauda es capaz de localizar a su hospedador dentro del suelo usando información química, y la respuesta de orientación esta mediada por claves originadas en el intestino posterior del gusano blanco. Los gusanos blancos son capaces de detectar a los coespecíficos a través de una señal química que sería la misma que la usada por las larvas del moscardón para localizar a sus hospedadores.

Kelly Rewlen, de tan solo 22 años, esperaba ansiosa el día de su boda con su novio de toda la vida, y tanta angustia sentía que días antes había empezado a experimentar alucinaciones. Su madre le decía que todo era debido a los nervios, hasta que no pudo más y acudió al hospital.

Allí, el doctor Panacek encontró el origen de las alucinaciones de la joven, que nada tenían que ver con la ansiedad ni los nervios provocados por su inminente boda. Kelly había disfrutado semanas antes de unas vacaciones con su familia en Costa Rica, y allí le picó un mosquito. Los médicos le aplicaron vaselina, sellando la herida. Pero una larva de moscardón había encontrado su hogar en una antigua lesión de su cabeza y cuando el doctor Pasternack se dio cuenta, el inquilino ya tenía más de un centímetro de longitud.