Salud
Las cejas de Beyoncé YT

En la piel de nuestro rostro, incluida la zona de los párpados, habitan distintos tipos de bacterias —Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae, y Pseudomonas aeruginosa— que se adhieren al cepillo de la máscara de pestañas cada vez que la usamos. Una vez guardado en el tubo, se acumulan y se mezclan con el maquillaje. El aire que entra y sale al usar de nuevo el producto es el ingrediente final para crear una "nueva vida" que puede afectar a nuestra salud ocular, explica el catedrático de Oftalmología de la Universidad Complutense y miembro de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO), José María Benítez del Castillo.

Entre los problemas que puede causar, añade el oftalmólogo, están "la enfermedad del ojo seco, blefaritis —que es una inflamación de los párpados—, pérdida de pestañas, orzuelos, conjuntivitis e, incluso, úlceras corneales". En caso de sufrir cualquier molestia, lo mejor es "acudir al especialista inmediatamente". Pero también podemos prevenirlo y puede ser tan sencillo como cambiar periódicamente el producto. A diferencia de lo que solemos hacer, que es mantenerlo en el bolso hasta que se seque o se acabe la pintura, según buenavida.

Sí, sabemos que es tu máscara de pestañas favoritas pero, ha llegado el momento de deshacerse de ella. Alargar su vida útil solo provocará irritaciones en los ojos y unas pestañas llenas de grumos. Lo más normal es que la deseches cuando hayas pasado 3 meses desde el primer uso (a no ser que en envase indique algo diferente).

- Bombear en cepillo: es una mala costumbre meter y sacar el cepillo dentro del envase demasiadas veces porque así lo único que conseguimos es introducir aire y que el producto se seque con mayor rapidez.

- Retirar el exceso en el cuello del envase: otro mal hábito con la máscara de pestañas es limpiar el exceso del cepillo en el cuello del envase. Además de ensuciar mucho el packaging también provocarás que se seque mucho más rápido.

- Cerrarlo mal: las prisas pueden ocasionar que no cerremos bien la tapa y, por lo tanto, la vida de nuestra máscara de pestañas se acortará notablemente. Así que asegúrate de cerrar bien el envase, según mujerhoy.