Salud
Belleza y sensibilidad. PO

Vaselina en los ojos:
Antiguamente se aplicaban vaselina sobre los párpados, para luego cubrirlos de maquillaje. Esto se hacía para tener una mayor fijación del maquillaje, sin embargo, ahora existen productos específicos para eso, pero la vaselina siempre será una buena opción.

Hielo en el rostro
Muchas modelos de todas las épocas han confesado usar un cubo de hielo en la cara por las mañanas, con tal de tonificar la piel y evitar la hinchazón que provoca el dormir. Ahora Kate Moss ha dicho, que si al cubo de hielo le suman unas láminas de pepino, conseguirán un rostro de supermodelo, según nuevamujer.

Aceite de oliva para las puntas del pelo:
Rita Hayworth aplicaba aceite en las puntas de su pelo recién lavado y lo envolvía en una toalla por 15 minutos para que lo hidratara. Luego de eso se enjuagaba con agua caliente y jugo de limón. Sin embargo, actualmente encuentras numerosos aceites naturales que puedes usar en el pelo para hidratarlo, pero el de oliva también es una buena opción.

Pétalos de rosa:
Antiguamente regalar rosas a las mujeres tenía doble sentido, una muestra de cariño y un obsequio de belleza, ya que ellas no permitían que se marchitaran sin antes usar sus pétalos. Los frotaban, para producir un líquido proveniente de éstos, que se aplicaban en mejillas y labios, consiguiendo un tono rosado natural.

Rulos hechos en casa:
Antes no existían las máquinas rizadoras de pelo. Y las mujeres optaban por enrollar su pelo húmedo en trozos de tela, los que dejaban durante toda la noche mientras dormían. Lo bueno de este truco, es que los rizos son mucho más naturales y el cabello no se daña.

Champú de cerveza:
Poner cerveza a tu champú es un secreto de la abuela, ya que al evaporarse, brindará brillo y cuerpo al pelo. Lo ideal es luego de lavarlo con cerveza, volver a lavarlo para no quedar con ese olor.