Salud
Terelu Campos. TC

Ha llegado el momento de actuar. Mientras esperamos a que el Gobierno Rajoy se decida y siguiendo los consejos de Albert Rivera aplique el artículo 155 de la Constitución y ponga freno al disparate suicida en que han metido a Cataluña Puigdemont y sus compinches, a cada español decente le toca aportar su granito de arena.

Los habrá que brinden con agua del grifo en lugar de hacerlo con Codorniu. Quien no entre ya en las tiendas Decathlon por baratas que esten las raquetas o sazone su comida con hierbas del campo, en lugar de usar la socorrida pastilla de Avecren, que producen los de Gallina Blanca.

En el caso de Terelu Campos, la aportación que le pedimos es que deje de beber sus famosos vasos de Cola Cao.

Terelu ni prueba la leche, pero se convirtió en trending topic mundial cuando reveló que es muy aficionada a los vasos de agua fría con abundante Cola Cao. No sabía entonces la famosa que esos polvos de chocolate, tan vinculados a nuestra infancia, son producidos por Idilia Foods, propiedad de Ignasi y Javier Ferreno, ambos devotos independentistas.

Los Ferrero, que también fabrican Nocilla, Okey, Paladín o Mesura, son parte del nutrido contingente de millonarios empresarios entregados a la causa de separar a Cataluña de España, dejando sin pasaporte, nacionalidad y raices a los millones de catalanes que se sienten profundamente españoles.

Estamos seguros de que Terelú, que nació en Málaga un 31 de agosto de 1965 y a lo largo de su dilatada y exitosa carrera profesional se habrá hartado de escuchar a dirigentes políticos catalanes poner a caer de un burro a andaluces y extremeños tildándolos de 'vagos' y 'parásitos', escuchará nuestra petición.

Terelu Campos se bebe un "colacao" de un trago