Salud

Victoire Maçon Dauxerre, es una modelo francesa que por años sufrió de anorexia y otros trastornos alimenticios. En un día, ella comía un máximo de 3 manzanas. Esto con la finalidad de no ganar peso y mantenerse delgada para las pasarelas. Un video de la vida de la modelo francesa se hizo viral en YouTube.

En el video viral de YouTube, se cuenta como la modelo tuvo que convivir con la anorexia por años, principalmente obligada por sus representantes, para poder seguir cumpliendo su sueño de ser modelo profesional, según recoge Trome.

La modelo contó en una entrevista para la agencia AFP, que por años se vio sumida en la anorexia. Además, reveló que no era la única. En su círculo, la mayoría de las modelos tenía que seguir el mismo régimen alimenticio para permanecer delgadas.

Nadie me dijo que debía perder peso, pero me dijeron: ‘en septiembre harás las Fashion Weeks, la talla es 32-34 y debes caber‘. Es en ese momento cuando tendría que haberme ido,

contó la modelo en la entrevista.

Con 1.78 metro de altura, la modelo francesa llegó a pesar 47 kilos. Sin embargo, lejos de asustar a sus seguidores y jefes, ellos felicitaban la extrema delgadez de la modelo con más pasarelas y sesiones fotográficas.

Un médico habría visto que tenía el pulso extremadamente débil, que perdía pelo, que tenía osteoporosis, que no tenía la regla. Cuando se tiene el rostro terroso, casi verde, se ve rápidamente que hay un problema,

contó Victoire Maçon Dauxerre.

 

 

"Nadie me dijo que debía perder peso, pero me dijeron: ‘en septiembre harás las Fashion Weeks, la talla es 32-34 y debes caber‘. Es en ese momento cuando tendría que haberme ido", contó la modelo en la entrevista. Con 1.78 metro de altura, la modelo francesa llegó a pesar 47 kilos. Sin embargo, lejos de asustar a sus seguidores y jefes, ellos felicitaban la extrema delgadez de la modelo con más pasarelas y sesiones fotográficas. "Un médico habría visto que tenía el pulso extremadamente débil, que perdía pelo, que tenía osteoporosis, que no tenía la regla. Cuando se tiene el rostro terroso, casi verde, se ve rápidamente que hay un problema", contó Victoire Maçon Dauxerre.