Salud

El estudio fue realizado por la Universidad de California, donde manipularon genéticamente la nariz de los ratones, los que no podían oler adelgazaron comiendo lo mismo que los que olían normalmente.

Según el experimento el cuerpo retiene o quema grasa dependiendo de la información que se guarde con los olores, según recoge LaKalle.

Así que para los que cogen la tabla nutricional para mirar las calorías de cada producto, que consigan tapabocas también.