Salud
Guantes de boxeo Pixabay

Que el boxeo es uno de los deportes de contacto con más historia y popularidad nadie lo niega, pero a veces falta un poco de información acerca de las lesiones que pueden ocurrir en este deporte. En ocasiones los boxeadores salen del cuadrilátero donde se desarrolla su actividad con fuertes magulladuras en el rostro, pero hay que prestar mucha atención a sus principales armas: las manos. Contar con unos buenos guantes de boxeo es imprescindible para el desarrollo de su profesión, pero más allá de eso, ¿cuáles son las lesiones más comunes de los boxeadores?

En el boxeo la principal causa de lesión es por los fuertes impactos que han de darse los contrincantes. Los guantes aplacan hasta cierto punto tales golpes, pero las manos siguen quedando doloridas tras el combate. Es por esto que hasta el 17% de las lesiones en boxeo, un porcentaje realmente alto, se producen en las manos o las muñecas.

Las lesiones en las manos de los boxeadores

Como hemos mencionado antes, los boxeadores solo pueden emplear sus puños con guantes para propinar todo tipo de golpes a sus rivales. Desde directos hasta ganchos, pasando por crochés, el deportista en cuestión se vale de sus puños para hacer caer al contrincante. Pero a veces las peleas se alargan, y la serie larga de puñetazos puede terminar con fracturas en los dedos y tensiones en las muñecas.

Si bien las lesiones en la cara suelen ser las que más llaman la atención por su aparatosidad, las manos y las muñecas son las que más sufren tras cada combate. La garantía que ofrecen unos buenos guantes de boxeo ha de estar siempre sumada a unos vendajes realizados en los dedos, con el objetivo de que estos no se rompan con suma facilidad al golpear.

Sin embargo, es muy necesario conocer que la aplicación de duros vendajes puede trasladar la tensión de las manos a las articulaciones de las muñecas y los codos. Lesiones como "codo de tenista" o diferentes tendinitis son muy frecuentes en los boxeadores, por lo que el profesional que acompañe al púgil debe aplicar siempre un vendaje seguro pero no demasiado fuerte.

Lesiones internas en el boxeo

Son las lesiones más temidas, y de ahí viene que la importancia de saber esquivar sea más importante incluso que la de saber lanzar golpes. Los impactos que reciben los boxeadores en el rostro pueden ser bastante graves, toda vez que pueden alterar la percepción al azotar en el cerebro.

Hay ocasiones en las que un boxeador en cuestión puede salir con los ojos amoratados y la boca inflamada, pero estas lesiones pueden ser el menos de los problemas. Si un deportista noquea a otro en el cuadrilátero, el árbitro siempre observa el nivel de dilatación de sus pupilas e impide que este se duerma, ya que puede tener consecuencias fatales.

En conclusión, las lesiones más comunes - aunque no las más serias - son las producidas en las manos y muñecas de los boxeadores. La parte inferior del cuerpo de estos deportistas no suele sufrir, pero los golpes directos sobre el torso deben revisarse de forma adecuada.