Salud
Josep Rull (JuntsxCat). EF

O iba muy despistado y pensaba que una cárcel es como un hotel de cinco estrellas, pero con rejas o tiene más cara que espalda. También cabe la posibilidad de que Josep Rull sea muy 'blandito'.

El exconsejero de la Generalitat Rull, número 6 de la lista de Junts per Catalunya (JuntsxCat) por Barcelona para las elecciones catalanas del próximo 21-D, ha concedido este miércoles 6 de diciembre de 2017 una entrevista a la cadena Catalunya Ràdio en la que ha contado su día a día en la prisión de Estremera.

"La comida me ha hecho sufrir mucho: salí con toda la boca llena de llagas. El comer era un comer muy flatulento, para entendernos, un cocido de aquellos intensos. Recuerdo que el primer día nos dieron unas hamburguesas que estaban tan quemadas que se me rompió el tenedor".

Rull también ha dicho que echaba de menos comer con una copa y cubiertos metálicos.

El exconseller de Territorio y Sostenibilidad ha relatado su experiencia "espeluznante" en la prisión madrileña de Estremera, donde compartía celda con su compañero de partido y también candidato de Junts per Catalunya, Jordi Turull.

"Nos dejaban diarios de tanto en tanto, pero eran diarios que era mejor no leer, porque leíamos estos diarios y nos hundíamos un poco más. Yo leía El Punt Avui, el Ara y un resumen que nos enviaba El Nacional, pero todos nos llegaban con dos, tres o cuatro días de retardo".

Rull ha asegurado que la prisión "es muy dura" y ha explicado anécdotas sobre cómo hizo que su estancia en ella fuera más fácil: jugaba dos horas diarias al pin pon con un recluso de Vietnam -una por la mañana y otra por la tarde-, y él y Turull se apuntaron a tres cursos: de fitness, de francés y de encuadernación.

"Ahora ya sé como hacer libros y libretas", ha bromeado Rull, que también ha contado vivencias más ásperas, como que durante su traslado a prisión se encontró con un funcionario que le dijo que se iba a "pudrir" en la cárcel, que le quitaron las gafas sin las que no ve nada y que le hicieron desprenderse incluso de su anillo de casado.

"Se os ha acabado la tontería. Os vais a pudrir aquí en la cárcel. Vais a estar tantos años aquí que os vais a pudrir", ha recordado Rull, en referencia a las palabras que, según él, un funcionario de prisiones dirigió a los exmiembros del Govern.