Salud
Carmen Lomana. TV
La pérdida de un gran amor no se supera nunca. Me quedé viuda muy joven y no me suicidé por estética

A sus 69 años, la empresaria habla sin pelos en la lengua de sus secretos de dormitorio y se muestra de lo más picante:

"El zapato es un elemento fetichista vital".

Carmen Lomana es la primera invitada del nuevo programa de Lorena Berdún, Sexo y etcétera, que se estrena este 7 de diciembre de 2017 en Telemadrid y donde ha hablado abiertamente y sin complejos del tema tabú por excelencia.

Gran amante de la moda, asegura que los zapatos son el elemento fetichista más importante:

"No hay nada más sensual y erótico que una mujer que parece fría y distante y luego sea ardiente en la cama".

¿Tendría algún nombre en la cabeza?

La empresaria, cuya última pareja conocida ha sido el violinista holandés Edmond Fokker, ha afirmado que no le gusta "hacer el amor en silencio, me gusta hablar", aunque también ha asegurado que hay algo mucho más íntimo que puedes hacer con tu chico: "Dormir".

Además, ha sacado a relucir su sutil sentido del humor: "Hay veces que me hubiera gustado tener una palanca al lado de la cama para tirar de ella y desaparecer".

Por último, Lomana ha recordado a su marido, Guillemo Capdevilla, un diseñador industrial que falleció en un accidente de coche y al que aún no ha podido olvidar:

"La pérdida de un gran amor no se supera nunca. Me quedé viuda muy joven y no me suicidé por estética".