Salud

Especialistas de la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur, han desarrollado un pequeño parche cutáneo con el que es posible perder peso rápidamente, de forma económica y sin la necesidad de realizar ejercicios o cirugías.

De acuerdo con The Daily Mail, el parche es capaz de reducir la grasa corporal en casi un 30 % en cuatro semanas, al convertir la grasa blanca 'mala' que almacena energía, en grasa marrón que la quema.

Para ello, el parche emplea cientos de micro agujas cargadas con un fármaco para perder peso -la hormona tiroidea T3 triyodotironina-, y esas agujas son más finas que un pelo humano.

El producto empieza a quemar la grasa en el quinto día de uso.

Según los cálculos de los investigadores, producir el parche costaría alrededor de 3,50 dólares. Hasta el momento el producto ha sido probado en ratones, pero pronto podrían realizarse pruebas en humanos.