Salud
Dieta Pixabay/ Imagen ilustrativa

Arranca un nuevo año y no son pocos los que en su listado de nuevos objetivos apuntan el de "perder peso" o simplemente "vivir de forma más saludable". Sin embargo este objetivo es muy genérico, y no planearlo con cierta antelación puede conllevar un fracaso.

Sabiendo esto, un reciente artículo para la CNN ha repasado hasta cinco consejos para poder perder peso tras el Año Nuevo, según recoge Roberto Méndez en El Español.


1. Comer conscientemente

En ocasiones no nos damos cuenta de cuánto comemos, ya sea en exceso de cantidad de densidad calórica de los alimentos. Sobre todo, según Caroline Passerrello, nutricionista de la Academia de Nutrición y Dietética de EE.UU., es muy importante ser consciente de cuánto se puede llegar a picar entre horas, y casi siempre a base de alimentos altamente calóricos como patatas fritas o helado. Según la nutricionista, practicar el mindfulness o atención plena puede ayudar a reducir el estrés y pensar de forma diferente acerca de la comida.


2. Cocinar más a menudo en casa

Cocinar en casa da lugar a un control más estrecho de lo que se come, además de poder cubrir cualquier necesidad especial que se tenga, ya sea por gustos, intolerancias o alergias. Asimismo, se puede asegurar mejor la calidad y cantidad de los alimentos consumidos, según Jackie Newgent, nutricionista y autora del libro The All-Natural Diabetes Cookbook.


3. Evitar la carne una vez a la semana

Diversos estudios aseguran que las dietas basadas en vegetales y frutas se relacionan con un menor riesgo de obesidad, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y cáncer. De hecho, durante este mismo año un estudio español afirmó que ser medio vegetarianoo llevar a cabo una dieta flexitariana, en la que se reduce el consumo de carne de forma parcial, permite reducir el riesgo de obesidad.

4. Toma más frutas y vegetales

Tal y cómo aconseja el nutricionista español Julio Basulto en su recomendado libro Más vegetales, menos animales, Passerrello también afirma que las frutas y verduras deberían ser el eje principal de cualquier alimentación saludable: son bajas en calorías, ricas en fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, y se han relacionado con un menor riesgo de múltiples enfermedades, sobre todo cardiovasculares. Sin embargo, pocos individuos llegan adecuadamente a las cinco porciones de frutas y verduras recomendadas en la actualidad, y estarían muy lejos de las siete porciones que recomiendan algunos estudios recientes.


5. Agua como bebida principal

Finalmente, Passerrello aconseja conservar una hidratación adecuada para evitar la fatiga y mantener a raya el hambre. Asimismo, también considera el agua un "ahorro de calorías", pues si se reemplaza una lata de refresco cualquiera por uno o dos vasos de agua se evita el consumo de una media de 150 calorías por lata, el equivalente a más de 1.000 calorías semanales de media. Asimismo, beber un vaso de agua antes de las comidas puede ayudar a sentir mayor saciedad y comer menos, lo cual implicará también un menor consumo calórico.

Fuente original: El Español/Leer más

VÍDEO DESTACADO: ¿Qué pasa si comes tres huevos diarios?