Salud
Kate Moss. KM

Con 44 años y siendo una de las top model mejor pagadas y solicitadas del mundo, Kate Moss ha decidido hacer el 'gran sacrificio' de su vida: dejar de pimplar.

Según asegura el diario bitánico 'Daily Mail', la maniquí abandona definitivamente el alcohol.

Fuentes cercanas a la supermodelo han revelado que ha tomado esta dura decisión en un intento por un intento de preservar su belleza.

El exceso de alcohol causa muchos daños a la piel ya que reduce los niveles de vitamina A en el cuerpo, lo cual provoca algunos problemas de resequedad y descamaciones seguidos por el envejecimiento prematuro de la piel.

Las copas de champán ahora las sustituye por un jugo verde acompañado por «Lumity», un nuevo producto calificado como el «secreto de la belleza».

La supermodelo Kate Moss, que fue descubierta en 1988 por Sarah Daukas cuando tenía 14 años, está considerada como la «anti-modelo» del mundillo, por sus habituales escándalos con el alcohol y las drogas, y por saber renacer siempre de sus polémicas.

Hace poco más de un año, antes de hacerse buena, reveló al diario canadiense 'The Globe and Mail':

«Todavía me divierto mucho cuando me pongo delante de la cámara en una sesión de fotos, pero ya no me interesan los desfiles de moda. Creo que la última vez que pisé una pasarela, pedí una copa de champán y me dijeron que no había alcohol en todo el recinto. Me enfadé muchísimo y dije que ya no volvería a desfilar. Además, estamos hablando de un sector que ha cambiado mucho y que no tiene nada que ver con el de mis tiempos. Ahora las chicas se levantan a las seis de la mañana para nadar y son demasiado sanas».