Salud
Verduras Thinkstock

Una de las cosas que no podemos prescindir es de un espacio donde montar nuestro cultivo, necesitaremos un sitio libre, donde se pueda trabajar bien ya que tendremos que regar, pulverizar y hacer trabajos varios fuera del armario o espacio. Necesitaremos mantener el lugar limpio de polvo y suciedad, para evitar plagas de ácaros sobretodo, según growbarato.

A partir de aquí necesitaremos una lista de cosas que son imprescindibles en un cultivo interior:

  • Un Armario de cultivo o en su defecto papel reflectante si tenemos un habitáculo o hueco (debe estar cerrado y sin luz del exterior).
  • Una lámpara para que sea el sol de nuestras plantas.
  • Un extractor que renueve el aire de nuestro espacio.
  • Un filtro de olor para que nuestro cultivo no levante sospechas.
  • Un ventilador que mueva el aire del espacio de cultivo.
  • Poleas para subir y bajar los focos.
  • Temporizador.
  • Termohigrómetro.

El cultivo de alimentos en el interior aporta muchos beneficios a los agricultores al reducir la cantidad de tierra, fertilizantes, energía y agua necesarios para cultivar las plantas. Pero presenta un inconveniente importante: los productos cultivados en interior a veces carecen de la profundidad de sabor que tendrían si se les permitiera florecer y madurar en el exterior. Y el responsable de esto sería el entorno controlado propio de la agricultura de interior, según recoge Juan Scaliter en quo.

"Una planta que crece afuera está estresada y esto, que parece negativo, tiene efectos beneficiosos – explica Alexander Penzias, líder de la iniciativa en un comunicado – . En las plantas que provienen de un sistema hidropónico, no se trata de si saben bien o mal, sino de que no tienen ningún sabor”.

Las temperaturas extremas, el granizo, la lluvia torrencial o demasiada sombra, producen estrés, algo que afecta la velocidad de crecimiento de los alimentos. Pero estas circunstancias difíciles también obligan a las plantas a producir fitoquímicos, compuestos activos que dan a las frutas y verduras sus sabores distintivos.
Algo que, con las condiciones cuidadosamente controladas de la agricultura de interior, no se consigue.

Las técnicas de cultivo en interiores, como los invernaderos y los sistemas hidropónicos, un sistema sin suelo que utiliza luz solar artificial, producen menos emisiones de gases de efecto invernadero que la agricultura tradicional. Pero si los consumidores no están dispuestos a comprar alimentos producidos de esta manera, los beneficios ambientales, son nulos.

Sin embargo, el equipo liderado por Penzias se ha centrado en ajustar los diodos emisores de luz (LED) para producir longitudes de onda de luz específicas que estimulan a las plantas de interior a liberar fitoquímicos.

VÍDEO DESTACADO: Prueba esta nutritiva y sabrosa ensalada de quinoa, ¡te fascinará!