Tecnología
La rueda 'Spring Tire' está fabricada con titanio y níquel. NASA
El nombre de la rueda es 'Spring Tire' y está fabricada con titanio y níquel. No tiene ningún tipo de neumático en su interior

Muchas civilizaciones, incluyendo los incas y los aztecas se las arreglaban bastante bien sin ruedas. La más antigua evidencia del uso de la rueda -un pictograma de Sumeria, el moderno Irak- data del año 3500 antes de Cristo.

El invento se difundió rápidamente en el mundo Occidental y desde entonces nos las hemos ido arreglando, primero con ruedad de madera, después de madera con un aro de metal, más tarde de metal, porteriormente de goma y así.

Pues a lo mejor ahora, pegamos un cambio y muy importante.

El Centro de investigación Glenn de la NASA lleva trabajando junto con Goodyear desde mediados de la década de los 2000 en la creación de una rueda revolucionaria que le permita explorar con sus vehículos espaciales cualquier tipo de superficie sin que se pinche o sufra algún desperfecto.

Tras más de una década de trabajo, han presentado un prototipo de rueda que promete cumplir sus pretensiones: no se pincha, es elástica y no se deforma.

Para conseguirlo, se ha reemplazado el caucho por un material llamado titanio con memoria de forma, que es una aleación de titanio y níquel que da como resultado una malla metálica elástica a nivel molecular, lo que le permite volver a su estado original después de pasar por encima de rocas o cualquier tipo de obstáculo que le produzca deformación.

Pero este material no es nuevo. Actualmente se destina a productos de diversa índole que van desde gafas de sol hasta gadgets en los que ya trabajan tecnológicas pioneras como Apple o Samsung para lograr productos plegables.

En lo que a la rueda de la NASA se refiere, este es un avance determinante a tenor de lo ocurrido con las ruedas del último vehículo utilizado en una expedición a Marte, el Mars Curiosity Rover utilizado en 2013, en cuyas ruedas rígidas se detectaron abolladuras y fisuras un año después de aterrizar en el planeta.

Otro rasgo reseñable es que, además de ser más ligera, no se pincha dado que carece cualquier tipo de cámara o similar en el interior que contenga aire.

Asimismo, su estructura absorbe mejor la energía de los impactos logrando una tracción similar a la de un neumático tradicional también sobre superficies de arena, tal y como ha revelado la agencia espacial estadounidense después de realizar diversos test con todoterrenos a los que les ha equipado estas ruedas.