Tecnología
El selfie de Cheyenne Antoine y su amiga Gargol. SF

La canadiense Cheyenne Rose Antoine, de 21 años, ha sido sentenciada a siete años de prisión por haber matado a su amiga Brittney Gargol, de 18 años, cuyo cadáver apareció cerca de una carretera de Saskatchewan (Canadá) hace dos años.

La mañana del 25 marzo de 2015 Brittney Gargol apareció muerta en una carretera de Saskatoon, Canadá. A pocos metros del cuerpo, apareció un cinturón que la policía consideró que era el arma del crimen, con el que se había estrangulado a la joven de 18 años. Sin embargo, la investigación no fue sencilla.

Cheyenne Antoine, la mejor amiga de Gargol, fue la última persona en verla con vida. Según explicó, habían estado en diversos bares esa noche hasta que su amiga había comenzado a hablar con un hombre desconocido con el que se había marchado. Su versión no acababa de cuadrar, ya que las cámaras de seguridad de uno de los locales en los que Antoine aseguraba haber estado mostraba que, al menos esa noche, no habían entrado.

Sin embargo, eso está lejos de probar que Antoine era la asesina. Finalmente, dieron con un testigo que había escuchado como la joven confesaba haber matado a su amiga. Pero la pieza final que sirvió para condenar a la asesina fue una fotografía publicada en Facebook por la sospechosa pocas horas antes de los hechos. Un selfie.

Entre cientos de fotos y publicaciones en las que trataba de despistar a la policía -al día siguiente publicó un mensaje en el que preguntaba dónde estaba Gargol-. Era algo difícil de ver, al borde de la foto pero que la vinculaba de forma clara con la escena del crimen: el mismo cinturón que había aparecido a pocos metros del cuerpo.

Había sido el arma del crimen, informa CBC News y recoge RT.

Tras casi dos años de investigación, la autora de los hechos confesó que aquella noche de marzo de 2015 ambas personas estaban bebiendo cuando tuvieron una discusión.

Antoine aseguró que no recordaba cómo estranguló a Brittney pero se declaró culpable de haberlo hecho:

"Nunca me lo perdonaré. Nada que yo diga o haga la traerá de vuelta. Lo siento muchísimo. No debería haber sucedido".

Ahora ha sido condenada a 7 años de prisión.

Fuente: RT/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Ladrón torpe roba un 'smartphone' y publica su 'selfie' en la cuenta del dueño al intentar desbloquearlo